Cómo se determina el sexo en la concepción

Escrito por joseph nicholson | Traducido por verónica sánchez fang

Otras personas están leyendo

Cómo se determina el sexo en la concepción

Embarazo.

Pregnancy image by angpang2 from Fotolia.com

Proceso

El proceso que determina el sexo de un organismo comienza incluso antes del momento de la fertilización, cuando los gametos masculinos y femeninos se unen. Los gametos son células sexuales que contienen exactamente la mitad de un conjunto genético completo, de la cual una parte específica determina el sexo. Los huevos, el gameto femenino, sólo contienen los llamados cromosomas "X", pero el esperma, la contraparte masculina, puede tener "X" o cromosomas "Y". La formación del sexo de las crías dependerá de si el esperma exitoso llevaba un cromosoma X o Y.

Cuándo se puede diferenciar el sexo

Durante las primeras 10 semanas del desarrollo humano, el sexo del embrión es indiferenciado; es decir, no hay características particulares de uno u otro sexo. Para ser más precisos, los ingredientes de ambos sexos están presentes y el bebé podría ir en cualquier dirección. Sin el cromosoma Y, el curso natural del desarrollo del embrión convierte las gónadas en ovarios. Los conductos de Müller se tornan en genitales femeninos a medida que las estructuras genitales proto-masculinas se marchitan. Sin embargo, si un cromosoma Y está presente y otras condiciones son normales, la producción de testosterona por el embrión dará lugar a la formación de los llamados conductos de Wolff, que pasarán a formar genitales masculinos. El cromosoma Y hace que la gónada indiferenciada se convierta en un teste, lo que habría sido el clítoris se convierte en el pene, los labios se convierte en un escroto. A las 12 semanas después de la fecundación, la diferenciación química se ha producido y las estructuras genitales externas son observables después de unas 16 a 20 semanas.

Problemas con los cromosomas

Mientras que la presencia de un cromosoma Y es el único factor determinante mayor del sexo y del género, el proceso no siempre tiene lugar como se esperaba. Puesto que es la presencia de testosterona y otros andrógenos en aproximadamente el período de 10 semanas desencadenan el desarrollo de los genitales masculinos, una madre con altos niveles de testosterona puede producir un bebé varón de otra manera normal con una formación XX cromosómica. Por otra parte, si los niveles de testosterona no son suficientes para iniciar la diferenciación masculina, el resultado será una hembra con cromosomas XY. En ambos casos, el desarrollo sexual continúa normalmente en la dirección que se ha elegido, aunque puede haber problemas de fertilidad en la edad adulta.

Alimentación y determinación del sexo

Por último, algunos estudios han relacionado la dieta de la futura madre con el sexo de sus hijos. Aunque un poco controvertido, no parece haber una correlación entre las dietas altas en calorías con mucho potasio, calcio y vitaminas C, E y B12, y tener bebés de sexo masculino. Los científicos teorizan que la dieta de la madre podría afectar el medio ambiente en el útero y por lo tanto influir en el proceso de fertilización. Los alimentos que son ricos en los nutrientes ligados a los bebés varones son los plátanos, verduras, pescado y carne.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media