¿Qué determina el sexo masculino y femenino en los humanos?

Escrito por alexander rudinski | Traducido por mariana perez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué determina el sexo masculino y femenino en los humanos?
Los genes, dispuestos aquí en la famosa espiral de "doble hélice" del ADN, dan forma a los cuerpos que habitamos desde antes del momento del nacimiento. (Thomas Northcut/Lifesize/Getty Images)

Desde el momento del nacimiento, casi todo lo relacionado con nuestros cuerpos, desde los conceptos básicos de género a las realidades caprichosas de la mente humana, es determinado por nuestra genética, si somos altos o bajos, musculosos o delgados, o moriremos de una enfermedad hereditaria o viviremos bien en un nuevo siglo. Por mucho que nos gustaría pensar que tenemos el control sobre algunas de estas cosas, nuestros genes responden a estas preguntas para nosotros antes de que estemos aún lo suficientemente conscientes para preguntarles. Nuestra característica más básica de definición, niño o niña, es también una expresión de los deseos de nuestros genes.

Otras personas están leyendo

¿Qué determina nuestro género?

La respuesta simple a esta pregunta es nuestra genética, pero se vuelve más complicada que eso. Todo ser humano tiene 46 cromosomas, que se dividen en 22 pares de autosomas. La pareja que queda se llama alosoma y estos genes determinan nuestro sexo. Expresado ya sea como X o Y, un ser humano varón tiene un X y un alosoma Y (XY) y una humana femenina tiene dos alosomas X (XX).

Diferencia entre X y Y

En esencia, estos dos alosomas pueden considerarse como un par de duelos. Cuando dos cromosomas X están presentes, uno de ellos está inactivo. El cromosoma X activo significa que su dueño marca la casilla "femenino" en el censo. Sin embargo, los cromosomas X están subordinados a los cromosomas Y, que se expresa como predominante. Esto significa que, en ausencia de un cromosoma Y, todo el mundo es una mujer, y de hecho esto es lo que pasa en el momento de la concepción. Cuando se añade un cromosoma Y a la mezcla, el dueño de los genes crece como un varón.

Hormonas

Seguramente has oído hablar de las hormonas asociadas con uno u otro sexo, llamadas testosterona y estrógeno. Simplemente, los seres humanos femeninos tienen más estrógeno en sus cuerpos, y los hombres tienen más testosterona. El nivel de estas hormonas está determinado por los cromosomas X y Y. Si estos niveles se alteran significativamente de sus niveles normativos, ya sea por enfermedad o medicamentos como los esteroides, los rasgos de género de oposición (es decir, los rasgos del sexo opuesto) se comienzan a expresar, como pechos grandes y atrofia en los testículos de los hombres y el vello facial y daño en los ovarios de las mujeres.

Avances en genética de género

Más reciente a 2011, nuevos experimentos en ratones han demostrado que los rasgos de género también son controlados por genes distintos de los dos gonosomes X y Y. Los resultados publicados recientemente en la revista científica "Cell" muestra que un solo gen, conocido como FOXL2, puede controlar la expresión de los rasgos de género. Al apagar artificialmente este gen en ratones, los científicos fueron capaces de producir rasgos masculinos en las hembras. Este gen se encuentra en un cromosoma no sexual, al igual que su compañero SOX9, que sólo se activa en el sexo masculino. Lejos de la idea de una dualidad genética simple que se fija para siempre al nacer, estos nuevos estudios revelan un equilibrio de género complejo y cambiante dentro de nuestros cuerpos, una relación "sube y baja" de los genes y el género.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles