Cómo determinar la extensión de una quemadura en la piel

Escrito por contributing writer | Traducido por rocio pereira
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo determinar la extensión de una quemadura en la piel
(Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Para determinar la extensión de una quemadura hay que saber la profundidad de la quemadura y el área de la superficie del cuerpo. La área de la superficie del cuerpo puede ser calculada utilizando una fórmula, la regla de los nueves, y la profundidad de una quemadura puede ser calculada examinando las características de la piel quemada.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Calcular la extensión de las quemaduras de la piel

  1. 1

    Determina que partes del cuerpo se han quemado. Las manos, los pies, la cara y la ingle se consideran quemaduras más extensas que otras partes del cuerpo sin importar si no son muy profundas. Estas quemaduras requieren cuidados especializados en un centro de quemados y orden de prioridad de la víctima sobre otros que no tengan este tipo de quemaduras. Cada parte del cuerpo tiene un porcentaje de área de superficie correspondiente.

  2. 2

    Utiliza la regla de los nueves para determinar el porcentaje del área de la superficie del cuerpo que se ha quemado. La cabeza es el 9 %, el torso el 18% por el frente y el 18% por la parte de atrás, los brazos el 9% cada uno, las piernas son 18% cada una, y la ingle es 1%. El tamaño de la palma de la mano de una persona es aproximadamente el 1% del área de la superficie de su cuerpo. Por ejemplo, una persona con una pierna quemada por completo y una quemadura en el abdomen del tamaño de su palma tiene el 19% del área de la superficie de su cuerpo quemada. Una persona con quemaduras en el frente del brazo y el frente de la pierna tiene el 13,5% quemado.

  3. 3

    Determina la profundidad de la quemadura examinando la piel quemada. La rojez o las quemaduras semejantes a las quemaduras del sol indican quemaduras de primer grado. Las ampollas y la peladura superficial de la piel son indicadores de una quemadura de segundo grado. La piel carbonizada, blanca, negra o dura y áspera, generalmente sin dolor, indican una quemadura de tercer grado. Utiliza la regla de los nueves para calcular el área de la superficie del cuerpo afectada por cada tipo de quemadura. Los altos porcentajes de quemaduras de segundo y de tercer grado pueden cambiar las prioridades y los destinos de una víctima de quemaduras.

Consejos y advertencias

  • Las quemaduras que son tan profundas que involucran tejido oseo generalmente se denominan quemaduras de cuarto grado.
  • Los niños muy pequeños tienen una fórmula ligeramente diferente a la regla de los nueves.
  • Asegúrate de guardar registros de tus hallazgos. Esta información puede ser muy valiosa para personal médico de emergencia porque puede influenciar los protocolos que utilizan o las facilidades médicas que una víctima de quemaduras puede necesitar.
  • Nunca demores el tratamiento de una víctima de quemaduras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles