DESCUBRIR
×

Cómo determinar si las ollas son aptas para horno

Actualizado 17 abril, 2017

Colocar las ollas que no son aptas en el horno puede dar como resultado no sólo el daño del utensilio, sino también el del horno. Incluso más importante, la exposición de las ollas a altas temperaturas cuando no están aprobadas para tal uso implica un peligro de incendio. Por estas razones, es esencial verificar si tus ollas son aptas para soportar las altas temperaturas del horno antes de usarlas.

Instrucciones

Verifica si tus ollas son aptas para horno. (Tara Novak/Demand Media)
  1. Busca en el fondo de la olla una marca que señales que es apta para horno.

    Busca una marca en el fondo de la olla. (Tara Novak/Demand Media)
  2. Verifica si la olla tiene partes plásticas, como el asa, que pudiera derretirse al colocarla dentro del horno.

    Las asas pueden ser plásticas y podrían derretirse con el calor del horno. (Tara Novak/Demand Media)
  3. Identifica el material del que está hecha la olla. Vidrio, cerámica, aluminio, hierro fundido y acero inoxidable son materiales aptos para horno. El esmalte es apto para horno pero no debería calentarse a más de 350° F (180° C).

    El esmalte no debe calentarse a más de 350° F (180° C). (Tara Novak/Demand Media)
  4. Verifica si tiene una superficie antiadherente, como una cubierta de teflón. Estas cubiertas pueden derretirse a altas temperaturas y la olla con este tratamiento no debería ser usada en el horno.

    La cubierta antiadherente no debería usarse en el horno. (Tara Novak/Demand Media)

Consejos

  • Aunque los materiales enumerados más arriba son aptos para horno, algunos no deberían ser calentados por encima de ciertas temperaturas, normalmente de 500° F (260° C). Verifica con el fabricante cuál es la mayor temperatura a la que se pueden someter tus ollas.

Advertencias

  • Nunca coloques una tapa de vidrio en el horno, incluso si acompaña a una olla apta para horno.