¿Por qué se detiene el ciclo menstrual durante el embarazo?

Escrito por regan hennessy | Traducido por francisco roca
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Por qué se detiene el ciclo menstrual durante el embarazo?
Debido a los cambios hormonales, durante el embarazo cesa la menstruación. (Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images)

Uno de los signos más comunes de que estás embarazada es la pérdida de tu período menstrual. Si bien puedes estar familiarizado con este signo del embarazo, muchas mujeres no entienden exactamente por qué el ciclo menstrual se detiene durante los meses del embarazo. La respuesta está en el hecho de que una vez que concibes, la intrincada relación entre las hormonas que se produce durante el ciclo menstrual, cambia drásticamente para permitir que tu cuerpo proporcione a tu bebé lo que necesita para desarrollarse.

Otras personas están leyendo

El ciclo menstrual

Para entender completamente por qué el ciclo menstrual se detiene durante el embarazo, debes tener un conocimiento básico de tu ciclo menstrual. Puedes determinar tu ciclo menstrual contando desde el primer día de tu último periodo hasta el primer día del siguiente periodo menstrual. Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (U.S. Department of Health and Human Services) el ciclo promedio de la mujer tiene una duración aproximada de 28 días. La Asociación Estadounidense del Embarazo (American Pregnancy Association) afirma que la mayoría de las mujeres ovulan en algún momento entre el día 11 y el día 21 del ciclo menstrual.

Estado folicular del ciclo menstrual

El objetivo del ciclo menstrual es preparar a tu cuerpo para el embarazo. Durante la primera mitad de tu ciclo menstrual (la fase folicular), la glándula pituitaria del cerebro libera ciertas hormonas femeninas dentro del torrente sanguíneo que causan que los folículos (los sacos en los ovarios que contienen a los óvulos inmaduros) maduren. Estos folículos maduros liberan mayores cantidades de estrógeno en el torrente sanguíneo, lo que hace que el revestimiento del útero (el endometrio) se engruese y, finalmente, hace que el folículo más maduro estalle liberando los óvulos en un evento conocido como ovulación. Este folículo vacío desencadena la producción de progesterona, una hormona femenina que provoca otros cambios en tu cuerpo para facilitar la fertilización y la implantación.

Fertilización

De acuerdo a la Asociación Estadounidense del Embarazo (American Pregnancy Association), una vez que ovulaste, el óvulo maduro viaja por la trompa de Falopio y se encuentra preparado para ser fecundado por un período aproximado de 12 a 24 horas. Tienes más probabilidades de concebir si tienes relaciones sexuales en algún momento en los tres días previos a la ovulación o en el mismo día de la ovulación. En caso de que el óvulo sea fecundado por un espermatozoide el óvulo fecundado continuará su viaje hacia el útero, momento en el que se adherirá al revestimiento del útero. Si el óvulo no es fecundado, los niveles en tu cuerpo de estrógeno y progesterona caerán, provocando que la menstruación ocurra y por lo tanto, el desprendimiento del revestimiento del útero.

Implantación

Una vez que el óvulo fertilizado se adhiere al revestimiento engrosado de tu útero, lo que normalmente ocurre entre seis y 12 días después de la ovulación, tu cuerpo tiene cambios; tu ciclo menstrual ha concluido su trabajo y ya no es necesario. La implantación provoca que tu cuerpo produzca la gonadotropina coriónica humana (hCG por sus siglas en inglés), una hormona presente sólo durante el embarazo que permite que tu cuerpo siga produciendo progesterona y estrógeno. La presencia de hCG en tu orina dará un resultado positivo de embarazo en las pruebas caseras de embarazo.

Inhibición de la ovulación

Los altos niveles de estrógeno y progesterona son necesarios para que el embarazo continúe. El sitio web ExpectantMothersGuide.com afirma que el estrógeno causa cambios importantes, como un aumento en el flujo de sangre hacia el útero; mientras que la progesterona es responsable de otras tareas, como la inhibición de las contracciones uterinas, que permite el desarrollo de tu embarazo a término. Según el Centro Nacional de Recursos de Salud de la Mujer (National Women’s Health Resource Center), los altos niveles de estas dos hormonas que se producen durante el embarazo, inhiben la ovulación hasta que tu embarazo ha terminado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles