Diabetes y dolor articular

Escrito por daniel smith | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diabetes y dolor articular
La articulación de Charcot, la mano diabética, la osteoartritis y el hombro congelado son las condiciones más comunes que se asocian con la diabetes y el dolor articular. (Piotr Marcinski/iStock/Getty Images)

Desafortunadamente, la diabetes y el dolor articular van juntos. El manejo del dolor, el control de azúcar, los medicamentos y la terapia física son los métodos principales usados para controlar el dolor asociado con el dolor articular. La articulación de Charcot, la mano diabética, la osteoartritis y el hombro congelado son las condiciones más comunes que se asocian con la diabetes y el dolor articular.

Otras personas están leyendo

Importancia

Los diabéticos están en riesgo de varios tipos de enfermedades óseas que afectan principalmente a las articulaciones. El dolor articular se asocia con estas enfermedades. El tratamiento del dolor, el ejercicio y el estilo de vida suelen ser la única manera de encontrar alivio al dolor de las articulaciones.

Prevención/solución

La mejor prevención para el dolor articular asociado con la diabetes es el control del peso y los niveles de azúcar con una nutrición apropiada y ejercicio diario. De acuerdo con un informe de CNN Health, los factores comunes que causan dolor articular en los diabéticos son la obesidad, el daño nervioso, los problemas de circulación y la atrofia (mira en Referencias).

Consideraciones

Hay algunos tipos de enfermedades óseas que los diabéticos corren el riesgo de sufrir pero que no afectan a las articulaciones y no son dolorosas. Sin embargo, hay otras que atacan específicamente a las articulaciones y pueden causar bastante dolor. La gestión del dolor, el control del azúcar y el ejercicio son importantes para llevar estos tipos de enfermedades óseas.

Tipos

Las articulaciones de Charcot es una enfermedad ósea que afecta a las articulaciones de los pies. Puede dejar a un diabético lisiado y deformado porque las articulaciones se destruyen a causa de una neuropatía. Las abrazaderas, calzado que ofrezca soporte y muletas se usan para manejar el dolor asociado con esta enfermedad, reduciendo el peso en las articulaciones.

El síndrome de la mano diabética sucede cuando las articulaciones en la mano son restringidas porque la piel se vuelve cerosa y gruesa. El dolor asociado con esta enfermedad se controla con soportes y terapia física. Controlar bien el azúcar puede reducir la rapidez a la que progresa esta enfermedad y reduce el dolor.

La osteoartritis es muy común en muchos diabéticos. La articulación se inflama, particularmente cuando se usa repetidamente o se restringe. También hay dolor asociado con las articulaciones que se descansan durante demasiado tiempo. Por este motivo, muchos diabéticos sienten el peor dolor por la mañana temprano, después de descansar por la noche. Los ejercicios de resistencia, los medicamentos para la inflamación, la terapia física y la cirugía se usan para controlar el dolor asociado en las articulaciones con la osteoartritis.

El hombro congelado es una condición articular normalmente limitada sólo a los diabéticos. La condición progresa a través de tres fases. El hombro entra inicialmente en la fase del dolor. Cualquier movimiento duele. La segunda fase se caracteriza por movilidad limitada y dolor. La fase final es la descongelación, donde el rango de movimiento se incrementa y el dolor disminuye. No hay tratamiento fijo para esta condición. Cada fase puede durar hasta un año y suele haber recurrencia.

Entrenamiento de resistencia

Un método efectivo para que los diabéticos reduzcan el dolor articular es a través del entrenamiento de resistencia y el ejercicio. La fuerza muscular adicional da soporte a las articulaciones y las hace más flexibles. En consecuencia, reduce la cantidad de dolor articular experimentado. De acuerdo con Sheri Colberg, PhD, el autor del libro "The 7 Steps Diabetes Fitness Plan", el ejercicio es la clave para construir masa muscular. Podrás controlar mejor el azúcar en sangre y utilizar los carbohidratos en el cuerpo (mira en Referencias).

Tratamiento de glucosamina

La glucosamina es un suplemento dietético excepcional recomendado para el dolor articular generalizado. Se usa para la artritis, la recuperación por el daño articular e incluso para los diabéticos que sufren de dolor articular. La buena noticia sobre la glucosamina es que no afecta de manera adversa al control de los niveles de glucosa en los diabéticos. De acuerdo con la revista Diabetes National Forecast, algunas personas con diabetes y dolor articular notan una diferencia cuando toman glucosamina, aunque otras no experimentan cambios significativos (mira en Referencias).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles