Cómo diagnosticar la neumonía atípica

Escrito por andrea hermitt | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Si bien la neumonía suele ser una enfermedad que incapacita a quien la padezca, la neumonía atípica (o neumonía errante) es más difícil de diagnosticar porque quien tenga el virus puede seguir con una vida normal y activa. La neumonía se transmite de una persona a otra a través de la tos y los estornudos. La neumonía atípica es una forma leve de neumonía, la cual consiste es una infección bacterial de los pulmones. La neumonía atípica puede confundirse con el resfriado común, pero puede evolucionar a algo mucho peor. Por esta razón, deberías aprender a diagnosticar la neumonía errante.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Notarás síntomas que imitan los del resfriado común: dolor de cabeza, fiebre, tos y dolor de garganta. De hecho, es común que las personas crean que tienen un resfriado durante las primeras etapas de la neumonía atípica.

  2. 2

    Puede que notes que no se presentan ciertos síntomas comunes del resfriado como el moqueo y los estornudos. Ten en cuenta la ausencia de estos síntomas, pues la neumonía atípica no hará que aparezca la presión en los senos nasales ni el exceso de mucosidad, como sí sucede en el resfriado común.

  3. 3

    Podrás observar que algunos síntomas del resfriado son más severos de lo normal. Una tos seca con estremecimiento del pecho, una fiebre alta o náuseas que duran más de cuatro días sin mejoría, son signos de una infección pulmonar, la cual debe ser tratada por un médico. Para curar la neumonía atípica se requiere mucho reposo y antibióticos recetados.

  4. 4

    También puedes notar síntomas que no son típicos de un resfriado común. La transpiración excesiva, el dolor en el tórax y náuseas o vómitos son signos de alarma. Otros síntomas que puedes experimentar, y que no son típicos de un resfriado común, son: lesiones cutáneas o erupciones, dolor o ardor ocular, dolores musculares, rigidez de las articulaciones, fatiga, frecuencia respiratoria rápida, dolor de oído y ganglios linfáticos inflamados en el cuello. Consulta con un médico si padeces cualquiera de estos síntomas.

Consejos y advertencias

  • Si sospechas que tienes algo más que un resfriado, asegúrate de anotar todos tus síntomas a medida que se presenten.
  • Deberías consultar con un médico si los síntomas de tu resfriado duran más de una semana.
  • Colsulta a un médico siempre que tengas síntomas no típicos de un resfriado
  • Si presentas una fiebre persistente acude al médico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles