Cómo diagnosticar un pedal de freno esponjoso

Escrito por ehow contributor | Traducido por sebastian castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo diagnosticar un pedal de freno esponjoso
Un auto. (auto image by jasmina nemanjic from Fotolia.com)

Estás manejando y notas que el pedal de freno se siente suave. Casi se siente como si estuvieras pisando una esponja. Evidentemente algo está mal y necesitas saber qué es. Los frenos esponjosos siempre se causan por el ingreso de aire en la línea de frenos, pero puede haber varias causas para esto.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Fluido para frenos
  • Llave con boca de caja
  • Tubería plástica y contenedor

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Encontrando la causa

  1. 1

    Revisa el nivel de fluidos del cilindro principal. Si éste está bajo, debes purgar los frenos. Llena el recipiente del cilindro principal hasta que esté completamente lleno.

  2. 2

    Coloca la llave con punta de caja adecuada en la válvula de drenaje de circuito de la rueda trasera derecha. Mantén el nivel de fluido a la mitad o mejor aún, en el recipiente a lo largo del proceso.

  3. 3

    Coloca una manguera transparente sobre la válvula de purga. Sumerge el extremo de la manguera en un contenedor transparente llenado parcialmente con líquido para frenos.

  4. 4

    Haz que tu asistente presione el pedal de freno completamente y que mantenga una presión constante sobre éste. Una vez que lo logre, afloja la válvula de purga para sacar el aire de la línea de frenos.

  5. 5

    Espera 15 segundos, luego repite los pasos 1 al 4 con la misma rueda hasta que no salgan más burbujas de aire.

  6. 6

    Sigue los pasos 1 al 5 para cada freno adicional. Llena el receptáculo del cilindro principal completamente luego de que todos los frenos hayan sido reparados. Revisa la sensación del pedal de freno.

    Cuando la purga no funciona

  1. 1

    Repite el proceso de purga. Esto puede eliminar cualquier aire aún atrapado en el sistema.

  2. 2

    Revisa las líneas de freno buscando filtraciones o rajaduras. Si encuentras una, reemplaza la línea de freno y purga nuevamente los frenos.

  3. 3

    Llama a una grúa o lleva tu auto al mecánico si no encuentras una pérdida y has purgado los frenos por lo menos dos veces. Algo podría estar mal en el cilindro principal.

Consejos y advertencias

  • No dejes el fluido para frenos en superficies pintadas. Esto dañará la pintura de tu auto.
  • Si no estás seguro de trabajar con los frenos, lleva tu auto a un mecánico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles