Hobbies

¿Cómo diagnosticar la transmisión automática de un Ford E-250 del año 2000?

Escrito por alexander eliot | Traducido por javier enrique rojahelis busto
¿Cómo diagnosticar la transmisión automática de un Ford E-250 del año 2000?

Los problemas de la transmisión automática pueden ser diagnosticadas con un escáner en la camioneta Ford E-250.

NA/Photos.com/Getty Images

La Ford E-250 es una de las camionetas de tamaño completo de la línea de vehículos de la serie Ford E. Anteriormente conocida como la serie Econoline, la serie de camionetas Ford E se caracteriza por el uso tanto para pasajeros como para carga. El modelo E-250 del año 2000 cuenta con un motor V6 de 4,2 litros, acoplado a una transmisión automática de cuatro velocidades con sobremarcha. Si estás experimentando problemas con la transmisión automática de tu Ford E-250, hay muchas maneras para diagnosticar el problema.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un escáner de diagnóstico
  • Un gato
  • Soportes de gato

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Revisa el tablero de instrumentos de la E-250 para ver si está iluminada la luz de "Revisar motor". Situada al lado del indicador de combustible, la luz de "Revisar motor" está representada por un símbolo de motor. Si esta luz se enciende, conecta un escáner de diagnóstico en el puerto de acceso ECU, que se encuentra en el área del espacio del reposapiés del lado del conductor. Dado que la transmisión cuenta con diversos dispositivos de control eléctricos, muchos problemas de transmisión pueden activar la luz de "Revisar motor". Los escáneres de diagnóstico ofrecen una lectura que muestra el número de código de error, así como una breve descripción de la avería.

  2. 2

    Estaciona tu E-250 año 2000 sobre una superficie plana y sólida. Usa un gato para elevar el lado del conductor del vehículo. Como medida de seguridad, coloca los soportes de gato debajo del vehículo para soportar el chasis. Esto te dará espacio para inspeccionar visualmente la transmisión.

  3. 3

    Colócate debajo del vehículo y localiza la transmisión, que se encuentra a mitad de camino a lo largo de la parte inferior del vehículo y conectado directamente a la parte trasera del motor. Inspecciona visualmente el exterior de la transmisión para ver si hay señales de fuga de líquido. Las fugas de líquidos son más comunes en las áreas en las que los pernos están instalados en la transmisión, tales como cerca del perno de drenaje o a lo largo de la brida de montaje de la transmisión. El líquido de la transmisión bajo debido a fugas crea numerosos problemas de rendimiento, como el chirrido de los engranajes y aspereza al pasar los cambios.

  4. 4

    Saca los soportes de gato de debajo del vehículo y bájalo el coche del gato. Conduce tu E-250 del año 2000 por una vía pública donde se pueda permitir que cambies varias veces a diferentes velocidades ascendentes y descendentes.

  5. 5

    Presta atención a cualquier comportamiento inusual de la transmisión durante la conducción. Esto puede incluir cambios de marcha vacilantes o dificultosos, el impropio compromiso de marchas, así como ruido excesivo y transmisión con vibraciones. Si la palanca de cambios se siente vacilante, puede ser causado por un problema con el varillaje de los cambios. Los problemas de transmisión más graves son causados ​​probablemente por desgastes internos, tales como engranajes dañados o una fuga en el sistema de la válvula interna. En este caso, la transmisión debe ser retirada y sea reconstruida o reemplazada por un profesional.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media