Diagnóstico de la hinchazón de tobillo

Escrito por andrea helaine | Traducido por mariano salgueiro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diagnóstico de la hinchazón de tobillo
Diagnóstico de la hinchazón de tobillo. (man with sprained ankle image by Joann Cooper from Fotolia.com)

Tener un diagnóstico correcto para la hinchazón de tobillo es esencial para recibir el tratamiento adecuado. La hinchazón de tobillo es consecuencia de la acumulación de fluidos alrededor de la articulación y del tejido blando. Puede ocurrir debido a una enfermedad sistémica o una condición que afecta todo el cuerpo o a partir de una infección o una lesión localizada. La causa de la hinchazón de tobillo a menudo puede determinarse mediante una prueba de diagnóstico simple que resulta mínimamente invasiva.

Otras personas están leyendo

Artritis

La artritis en los tobillos puede ser dolorosa y ser causa de una enfermedad degenerativa de los huesos, tal como la osteoporosis o la artritis reumatoide o como resultado de una lesión en el tobillo. Si has sufrido una lesión en el tobillo, es posible que te hayas dañado el tejido, el cartílago, el hueso o el flujo de sangre y provocado la hinchazón.

Coágulos de sangre

Los coágulos de sangre pueden perjudicar el flujo sanguíneo a lo largo del cuerpo o en zonas específicas. Suele ocurrir en una pierna y desencadenar la hinchazón de la pierna entera, del pie o del tobillo. Los coágulos de sangre pueden causar hinchazón, dolor y calor en el tobillo, pie o pierna.

Edema

El edema es un problema del sistema circulatorio que puede causar hinchazón crónica debido a una inflamación. Ésta es una condición común durante el embarazo y suele verse en ambas piernas. Si ocurre en una sola pierna, es posible que se trate de un signo de un coágulo de sangre.

Gota

La gota ocurre cuando se acumulan cristales en el fluido que rodea el tobillo. Aunque se trata de un material de desecho que se produce durante la digestión, puede acumularse alrededor de las articulaciones, provocando dolor, inflamación e hinchazón.

Infección

Las infecciones que ocurren en la articulación o en los tejidos blancos pueden causar la hinchazón del tobillo. Las hinchazones de tobillo no son comunes, pero pueden tratarse sin problemas con medicación. Si la infección se ha esparcido por todo el tobillo, es posible que sea necesario implementar la cirugía en el tratamiento porque el cartílago dañado no se regenera.

Lesión

Las lesiones tales como los esguinces, los desgarros musculares o de ligamento y las roturas de tobillo son causas comunes de la hinchazón de tobillo. Estas lesiones pueden diagnosticarse fácilmente debido a que el paciente recuerda su causa. Sin embargo, una fractura por estrés en el tobillo o en la pierna baja puede deberse a lesiones antiguas y, por lo tanto, ser más difícil de diagnosticar.

Diagnóstico

Un médico comenzará tomando tu historial clínico y brindándote un examen médico, que ayudará a excluir otras condiciones de la salud. Esto es esencial porque es importante descubrir la causa subyacente de la hinchazón del tobillo para determinar qué plan de tratamiento es el más apropiado.

Algunos medicamentos, tales como la terapia de reemplazo hormonal, las píldoras anticonceptivas, la medicación para la presión arterial, los esteroides y los antidepresivos suelen tener un efecto secundario de hinchazón. Es importante que tu médico esté al tanto de los medicamentos que estás tomando actualmente y sus respectivas cantidades para determinar si éstos representan una factor contribuyente.

Por lo general, si hubo una lesión se ordenan rayos-X, que también pueden ayudar a excluir otras condiciones médicas. En algunos casos, se necesitan más detalles, así que es posible que se lleve a cabo un escaneo de tomografía computada (CT scan) o un ultrasonido de trombosis profunda de la vena (DVT ultrasound) para examinar las venas de la pierna y detectar coágulos.

Es posible que se realicen análisis de sangre y orina en caso de sospecha de una infección o de gota. Si se considera la existencia de un coágulo de sangre, tal vez se ordene un ultrasonido para determinar su tamaño y ubicación. Un médico podría ordenar un electrocardiograma para determinar la existencia de un problema cardiovascular.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles