Diagnóstico de problemas de recalentamiento de un vehículo

Escrito por don bowman | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diagnóstico de problemas de recalentamiento de un vehículo
Existen muchas razones por las que un vehículo puede recalentarse, cada una de las cuales genera un síntoma diferente. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

Existen muchas razones por las que un vehículo puede recalentarse, cada una de las cuales genera un síntoma diferente. Detén el auto tan pronto como puedas si se enciende la luz de temperatura o si la aguja se mueve hacia la zona roja. Si la temperatura se eleva cuando el motor está al ralentí, lo más probable es que haya un problema de ventilación y no haya movimiento de aire a través del radiador cuando el vehículo no está en movimiento.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un medidor de presión de radiador
  • Un destornillador de cabeza plana
  • Un destornillador Phillips
  • Un juego de llaves de tubo de 3/8 pulgadas (0,95 cm)
  • Una llave crique
  • 2 cables de arranque con pinzas cocodrilo
  • Un voltímetro

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Retira la tapa del radiador y revisa el nivel de líquido. Si está lleno, pasa al siguiente paso. Si no es así, llénalo hasta arriba, vuelve a colocar la tapa y llena el vaso de expansión hasta la mitad.

  2. 2

    Instala un medidor de presión en el radiador y bombéalo a una presión de 14 psi (0,98 Kg/cm2). Busca una pérdida en el radiador, las mangueras, el motor, la bomba de agua y la unidad de calefacción. Observa la parte inferior del vehículo. Si encuentras una pérdida, síguela hasta su origen. Una pérdida en la unidad de calefacción puede ser identificada por la salida de agua de una pequeña manguera ubicada en el cortafuego, debajo de las mangueras de calefacción. Las pérdidas de la bomba de agua aparecen debajo de ésta. Las pérdidas del radiador pueden aparecer en cualquier lado, así que examínalo cuidadosamente.

  3. 3

    Revisa la tapa del radiador y asegúrate de que tiene una buena junta de goma y un resorte rígido. Estruja la junta. Si el resorte no está rígido, reemplázalo; puede ser la causa de la pérdida que ocasiona el recalentamiento.

  4. 4

    Observa el ventilador manual si tu vehículo tiene uno. Revisa si está dañado. Hazlo girar y observa si ofrece resistencia, si se detiene relativamente rápido o si sigue girando. Si sigue girando, puede estar faltando silicona en el embrague del ventilador. Si el vehículo tiene tracción delantera y un ventilador eléctrico, revisa el fusible. Este está ubicado en el guardabarro del lado del conductor dentro del centro de relé. Busca el que dice "ventilador de enfriamiento del motor". Deberías ver una cinta de metal uniendo las dos patas metálicas dentro del fusible plástico.

  5. 5

    Enciende el motor y deja que tome temperatura. Si en el tablero tienes sólo una luz y no una aguja, debes dejar el motor encendido menos de diez minutos o hasta que las tapas de válvulas se calienten mucho para poder tocarlas. Si el tablero tiene una aguja de temperatura, puedes dejar el motor encendido hasta que la aguja marque 240 ºF (115 ºC) (sólo si es necesario para la siguiente prueba). Si se acumula mucha presión, puede estallar o desprenderse una manguera, o puede saltar la tapa del radiador, causándote severas quemaduras si te toca el agua.

  6. 6

    Revisa el funcionamiento del termostato. Deja que el motor se enfría durante al menos media hora. Retira la tapa del radiador. Enciende el motor. Cuando el termostato se abra, el fluido del radiador llenará la abertura de la tapa del mismo y puede incluso rebalsarse un poco, luego volverá a ser absorbido por el radiador. Si tu vehículo tiene un aguja para medir la temperatura, fíjate cuál es el valor de la misma. Ve al Paso 7. Si esto no ocurre y la salida de fluido es mayor, apaga el motor y deja que se enfríe, ya que esto es una señal de que el termostato no funciona y debe ser reemplazado.

  7. 7

    Observa si el ventilador comienza a soplar mucho más aire cuando el termostato se abre. Esto puede medirse poniendo tu mano detrás del ventilador cerca de la parte superior del motor. Revisa el flujo de aire cuando el motor está recién encendido y revísalo otra vez luego de que se haya calentado para poder notar la diferencia. Coloca tu mano frente al radiador, cerca de la rejilla, y observa si absorbe el flujo de aire. Si el motor continúa calentándose y el ventilador no aumenta notablemente la velocidad y volumen de aire, apaga el motor. El embrague del ventilador está dañado y debe ser reemplazado.

  8. 8

    Si los ventiladores no encienden, retira el tapón del sensor de temperatura del refrigerante. Este se ubica usualmente en el termostato o cerca de él. El termostato está ubicado en el extremo de la manguera superior del radiador, donde se conecta con el motor. Retirar el tapón hará que se encienda la luz del motor, que puede ser apagada desconectando el terminal negativo de la batería dos minutos después de completar las pruebas. Repite el paso 7. Si el ventilador se enciende cuando el sensor de temperatura del refrigerante está destapado, el sensor debe ser reemplazado. Si el ventilador no se enciende, apaga el motor y deja que se enfríe para que la presión que se ha acumulado en este último no haga reventar una manguera o saltar la tapa del radiador.

  9. 9

    Gira la llave y busca los relés del ventilador en el fusible y la caja de relés en el guardabarros del lado del conductor. Puede haber hasta tres, dos de los cuales indican la velocidad. Sácalos. Usa el voltímetro para revisar el voltaje sosteniendo el negativo sobre el terminal negativo de la batería y apoyando el positivo en cada uno de los orificios del conector del relé. Si hay voltaje, empuja los relés lentamente. Escucha si hacen un clic. Si no funcionan (no hay clic), cámbialos por otro relé del mismo número, si tienes uno. Si no, reemplázalos. Si hay voltaje y el relé no hace clic, el problema es de los relés o de los ventiladores. Para revisar los ventiladores, separa el conector del ventilador del motor. Habrá dos cables. Conecta una de las pinzas cocodrilo a un terminal del ventilador y al terminal positivo de la batería. Conecta la segunda pinza cocodrilo al otro terminal del ventilador y luego hazla tocar el terminal negativo de la batería. Si el ventilador no enciende, cambia las pinzas en la batería. Si sigue sin encender, el ventilador no funciona y debe ser reemplazado. Si enciende, el relé está fallando y debe ser reemplazado.

  10. 10

    Si todas estas pruebas son pasadas con éxito, lo único que queda es el radiador; esto significa que debe ser reemplazado por estar obstruido y no tiene suficiente flujo de aire.

Consejos y advertencias

  • Cuando trabajes en el sistema refrigerante el motor debe estar siempre frío. Retirar la tapa del radiador cuando el motor está caliente puede causar severas quemaduras.
  • Es importante recordar mantener las manos lejos de los ventiladores y de los componentes en movimiento todo el tiempo, o puedes lastimarte.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles