Cómo dibujar niebla a lápiz

Escrito por deborah walden | Traducido por eduardo moguel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo dibujar niebla a lápiz
La niebla suele acompañar los dibujos de amaneceres. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

En la naturaleza, la niebla varía de una neblina transparente y pálida a gruesas y opacas capas de niebla blanca. Al dibujar niebla, usa carboncillo y un esfumino para conseguir este rango de densidad. Al difuminar grandes áreas de sombre, conseguirás la naturaleza ligera de la niebla y podrás capturar su opacidad. Si deseas un dibujo más auténtico, usa papel de colores y lápiz pastel blanco. Con esto le darás a tu imagen el aspecto blanco y pálido de la niebla en la naturaleza.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lápiz de carboncillo
  • Esfumino

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Usa tu lápiz para esbozar un área burda de sombra sobre la región en la que quieres que sea más densa la niebla. Crea las sombras con movimientos ligeros y horizontales. Coloca la punta de tu lápiz de lado y mueve tu mano de adelante hacia atrás conforme sombreas para crear líneas sueltas y separadas de sombra.

  2. 2

    Arrastra el esfumino sobre las sombras en movimientos horizontales. Con esto difuminarás la región oscura, haciéndola más oscura y transparente.

  3. 3

    Usa el esfumino para extender la sombra de carboncillo en todas las direcciones. Como el pigmento del carboncillo es seco y disperso, el esfumino actúa como un lápiz para crear sombras suaves.

  4. 4

    Haz unos cuantos trazos con el carboncillo en las áreas en las deseas que sea más oscura la niebla.

  5. 5

    Pasa por encima de los trazos de carboncillo con el esfumino para suavizar el color oscuro.

  6. 6

    Usa la punta del esfumino para suaviza las sombras hechas con carboncillo alrededor de sus bordes. Usa movimientos circulares para conseguir un efecto ligero y nuboso.

  7. 7

    Pasa el esfumino por encima de toda la región con niebla usando movimientos circulares amplios. Con esto suavizarás las líneas horizontales y conseguirás una apariencia difusa y nubosa.

Consejos y advertencias

  • Los lápices de carboncillo crean sombras muy oscuras, así que no apliques demasiada presión con tu lápiz al dibujar un elemento ligero como la niebla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles