Cómo dibujar un rostro realista paso a paso

Escrito por leslie rose | Traducido por natalia pérez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
 Cómo dibujar un rostro realista paso a paso
Para una imagen más interesante, dibuja desde una fotografía de una persona real. (woman with pearls drawing image by PinkShot from Fotolia.com)

Una de las partes más importantes de dibujar un rostro realista es mirar una foto de una cara mientras estás haciéndolo. Incluso si tienes un gran talento para el dibujo desde la imaginación, la imagen que dibujes siempre será más interesante y única si usas la imagen de una persona en vivo en busca de inspiración. Retratos extraídos de la imaginación tienden a ser más genéricos. Lo segundo, e igualmente importante, es practicar mucho. El hecho es que el retrato es difícil y sólo se pone más fácil si lo haces mucho.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Papel
  • Lápiz
  • Borrador
  • Esfumador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Selecciona una fotografía para dibujar. La fotografía debe ser de alta resolución, en foco y lo suficientemente grande como para que los detalles sean claramente visibles. Elige una imagen de una posición recta hacia adelante, para que la simetría del rostro sea claramente visible, y los ejes de la cara esté en nivel. Más tarde, cuando seas más experimentado, es posible que desees cambiar a posturas más interesantes.

  2. 2

    Dibuja el contorno de la cara con líneas rápidas sueltas. Dibuja los ejes de los rasgos de la cara, es decir, traza una línea vertical en el centro donde la nariz caerá, y una línea horizontal de aproximadamente dos tercios de la distancia desde la parte inferior, donde se encuentran los ojos. También podrías incluir una línea horizontal justo por debajo del punto de la parte inferior de la nariz a mitad de camino, y una línea horizontal debajo de la boca. Estas líneas se llaman "líneas de mapeo". Dibuja a la ligera lo que se pueda borrar después. Estas líneas te ayudarán a alinear los rasgos de la cara (una tarea que en realidad es muy difícil).

  3. 3

    Dibuja el contorno de los rasgos faciales como los ojos, la nariz y la boca. Mantén estas líneas suaves, para que se puedan borrar a medida que se realizan ajustes. Una vez que hayas terminado el dibujo se pueden oscurecer los contornos como mejor te parezca. Los ojos van a ser en forma de semi-pelota de fútbol, ​​pero no dibujes como creas que deberían verse, dibuja lo que ves. Observa los pequeños conductos lagrimales en las esquinas de los ojos, y la forma en que afecta a la forma. Al dibujar la nariz, minimiza su importancia en la cara. La mayoría de las narices no son muy atractivas, pero más que eso, no tienen límites definitivos como los ojos y la boca. Las narices no están definidos por contornos. Cualquier esquema fuerte alrededor de la nariz parecerá antinatural. Para empezar, haz un pequeño hundimiento para mostrar el límite inferior de la nariz, y una línea a cada lado de la misma. El resto puede ser definido por las sombras más tarde. En cuanto a la boca, traza la línea en el centro de los labios, y deja el resto a ser definido por el sombreado en un paso posterior. En este momento, también dibuja el contorno de las orejas (generalmente identificado por una forma de C, se refieren a los oídos reales para más información), y el esquema del cabello. Ten en cuenta que las orejas por lo general se extienden desde una altura en el nivel de las cejas a una base en el nivel con la parte inferior de la nariz.

  4. 4

    Empieza a añadir texturas y piezas más pequeñas de la cara. Define el pelo en este paso. No sientas la necesidad de elaborar cada pelo. En cambio, sombrear el cabello tan oscuro como sea necesario y saca algunas agrupaciones de hebras largas aquí y allá para dar la impresión de que hay más pelo del que el espectador puede ver. Dibuja iris y pupilas para los ojos, unas delicada pocas pestañas (hasta los hombres tienen, por lo que no debes dejarlas fuera), y las cejas. Las cejas pueden ser abordadas por las líneas individuales que representan los pelos. Dale textura de los labios, si es necesario. Algunos labios son muy texturizados (agrietada), otros son más suaves. Si aparecen líneas en los labios, dibújalas.

  5. 5

    Sombrea las áreas de la cara, según sea necesario. Sombras en la cara por lo general aparecen a los lados de la nariz (por lo general un lado o el otro), en las cejas o debajo de los ojos, alrededor de los labios (esto no es realmente el sombreado, pero muchas veces se trata de una zona más oscura de la piel) y debajo de la nariz. Comienza por la ligera sombra y oscurece cuando sea necesario. Frota un esmufador sobre las sombras suaves y haz que parezcan más realistas.

Consejos y advertencias

  • Cuando hayas terminado con tu imagen puedes sentir como si algo no está bien, o tal vez simplemente no se parezca a la persona que estabas tratando de dibujar. Intenta girar el dibujo y la fotografía al revés, a continuación, compara las formas de cara a la elaboración y busca diferencias notables. Haz los cambios necesarios. Después, muestra el dibujo a una persona de confianza y pídele su opinión.
  • Ten en cuenta que los esfumadores a menudo parecen oscurecer la sombra cuando se mancha el grafito. Ten esto en cuenta antes de que se utilicen.
  • Las pupilas de los ojos deben ser el punto más oscuro en todo el dibujo. Usa esto como un punto de comparación en la elaboración de las otras sombras, pero no tengas miedo de hacer sombras más oscuras, más dramáticas de lo que realmente ves en la imagen. Sombreado dramático suele atraer a los espectadores y dar al dibujo un aspecto más tridimensional.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles