Cómo dibujar tela con la técnica de carboncillo

Escrito por deborah walden | Traducido por constanza navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo dibujar tela con la técnica de carboncillo
Los lápices de carboncillos capturan la textura de muchas telas. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Dibujar tela con la técnica al carboncillo requiere de un proceso diferente a capturar este material con un lápiz de grafito. Dado que el carboncillo crea polvo del pigmento, debes ser cuidadoso de no presionar muy fuerte con tu lápiz en áreas grandes de tu dibujo. En su lugar, trabaja en área pequeñas de sombra y esparce el carboncillo con un esfumino. Las telas con texturas requieren del uso de numerosas líneas, entonces utiliza la punta del esfumino o del lápiz para representar estas características.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un lápiz de carboncillo
  • Un esfumino
  • Una goma de borrar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Comienza con un referencia visual para la tela que deseas dibujar. Utiliza una fotografía o un trozo de tela como inspiración. Observa cuidadosamente la textura de la superficie, las sombras y el peso de tu tela.

  2. 2

    Dibuja el contorno de la tela en tu papel. Haz que el mismo sea suave, utilizando la punta del lápiz. Mantén tus líneas suaves para evitar hacerlas muy oscuras.

  3. 3

    Dibuja el contorno de las sombras y las luces dentro de la tela. Haz estas líneas suaves y ligeras.

  4. 4

    Dibuja el contorno de cualquiera de las características grandes de textura, como impresiones o patrones de cinta. Para el lazo, dibuja todo el trabajo suavemente.

  5. 5

    Comienza a sombrear en las áreas más oscuras de tu tela. Utiliza los contornos como guías para llenar cualquier región de sombra oscura. Solamente aplica el lápiz en áreas que requieran un valor oscuro.

  6. 6

    Disfumina las sombras oscuras con las más claras de alrededor, utilizando el esfumino. Utiliza éste como un lápiz para aplicar sombras. Si una sombra parece ser muy ligera, suavemente aplica una capa de sombra con carboncillo y difumina por encima de la misma.

  7. 7

    Continúa aplicando sombras con el esfumino y el lápiz hasta que tu tela esté rellena. Deja las áreas iluminadas en blanco.

  8. 8

    Agrega textura a la tela. Para telas con líneas distintivas, como el corderoy, utiliza el lápiz para crear tiras finas y largas de sombra. En áreas más claras de la tela, utiliza el esfumino para hacer estas líneas. Para telas más lisas, como el lienzo, ve sobre las áreas de sombra y luces con una goma de borrar para crear una superficie perfectamente integrada. Para el lazo, sombrea las área de trabajo utilizando carboncillo en donde caen las sombras. Utiliza el esfumino para rellenar las áreas con porciones más claras.

Consejos y advertencias

  • Mantén los bordes de la tela suaves y redondeados. La mayoría de las telas no cae en formas geométricas duras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles