¿Qué dice la Biblia sobre pedir disculpas?

Escrito por alicia bodine Google | Traducido por liz mancilla
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué dice la Biblia sobre pedir disculpas?
Puedes ver situaciones en la Biblia en las que se pidieron disculpas para ver cuáles fueron los resultados. (Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images)

Si bien la Biblia no usa exactamente las palabras “pedir disculpas”, nos enseña mucho sobre el tema. Puedes aprender todo lo que necesitas saber sobre pedir disculpas al estudiar las palabras “confesar” y “perdón”. También puedes ver las situaciones en la Biblia en las que se pidieron disculpas para ver cuáles fueron los resultados. Además, puedes examinar los pasajes en los que pedir disculpas no sucedió, y cuáles fueron los resultados en tales caso.

Otras personas están leyendo

Historia

Existen muchas personas en la Biblia que pidieron disculpas. Jonás fue tragado por un gran pez porque no quería ir al lugar que Dios lo había enviado. En Jonás capítulo 2, podemos leer la petición de perdón de Jonás a Dios por su desobediencia. Como resultado, Dios hizo que el pez lo escupiera en tierra seca, para que Jonás pudiera tener una segunda oportunidad. Job es otro ejemplo de personas que pidieron disculpas en la Biblia. Dios permitió que Satanás perjudicara a Job física y económicamente. En Job capítulo 42, leemos la disculpa de Job a Dios por hablar sobre cosas que él no entendía. No fue hasta que él se disculpó que Dios curó a Job y restauró su economía.

Beneficios

El primer beneficio de pedir disculpas es que la persona que está obrando mal puede recibir el perdón. En Génesis, encontramos a los dos gemelos llamados Jacob y Esaú. Jacob engaño a Esaú para recibir su primogenitura y luego le robó la bendición de su padre. Más adelante, en los capítulos 32 y 33, vemos a Jacob ofreciendo a Esaú una disculpa sincera junto con mucho regalos. Esaú perdonó a su hermano y no lo mató como había dicho antes. Jacob recibió el perdón y pudo mantenerse con vida porque se había disculpado. El segundo beneficio de pedir disculpas es que es contagioso. En Esdras 10:1, encontramos a Esdras llorando y pidiendo disculpas al Dios por su pecado y el pecado de las personas. Las personas pasaron por el lugar y vieron a Esdras pedir disculpas. Esto los conmovió y ellos también comenzaron a llorar delante del Señor y a pedir disculpas.

Marco de tiempo

Las disculpas deben llevarse a cabo lo antes posible. Si eso no sucede, la Biblia nos instruye en Efesios 4:26: “Enojaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo”. Ya que el sol se oculta al final del día, podemos inferir que la Biblia nos dice que nos disculpemos, sin importar lo que nos haya hecho enojar, antes de ir a la cama en la noche. Las personas nunca deben dejar las disculpas para el otro día. El marco de tiempo para pedir disculpas es de un día.

Consecuencias

Las consecuencias de pedir disculpas pueden ser sustanciales. Las relaciones se restablecen, tales como la de Jacob y Esaú. En Génesis, podemos leer sobre un niño llamado José y sus once hermanos celosos. Los hermanos de José lo vendieron para que fuera esclavo. José terminó siendo el oficial de más alto rango por debajo del Rey. Debido a la sequía, los hermanos de José fueron con él (sin saber quién era) y le pidieron comida. Al final de la historia, los hermanos se disculparon por lo que le habían hecho a José y su relación con él se restableció.

Otra consecuencia de disculparse es que se elimina la situación estresante. Imagina si tu familia se reúne para la cena de Navidad y dos de sus miembros están enemistados. La cena de Navidad puede volverse tensa, mientras todos miden qué decir para que no se arme una nueva pelea. Si los dos familiares que están peleados se reúnen y se piden disculpas, entonces la cena de Navidad puede ser divertida y estar llena de risas en lugar de ansiedad.

Consideraciones

Cuando uno sigue las palabras de Dios, uno debe considerar seguir el mandamiento de perdonar a los demás. Se nos dice en Lucas 11:3-5 que necesitamos perdonar a los demás para que nosotros también seamos perdonados. Si no pedimos disculpas y perdonamos a aquellos que nos han hecho mal, ¿qué nos da el derecho de esperar que otras personas nos pidan disculpas cuando nos han hecho mal? Si tenemos niños, también debemos considerar seguir este modelo para que ellos vean cómo nos disculpamos y también lo aprendan.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles