Dieta blanda gastrointestinal

Escrito por michele turcotte, ms, rd | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dieta blanda gastrointestinal
Las peras en lata están permitidas en una dieta blanda gastrointestinal. (pears image by devilpup from Fotolia.com)

Una dieta blanda gastrointestinal es una dieta baja en residuos y fibras compuesta por alimentos que tienen texturas suaves, son fácilmente digeribles y bien tolerables. Esta dieta es nutricionalmente adecuada y puede incluir alimentos semi sólidos. Una dieta blanda gastrointestinal puede ser recetada para los individuos que sufren de trastornos gastrointestinales o infecciones agudas, pacientes quirúrgicos o quienes no toleran una dieta normal.

Otras personas están leyendo

Identificación

Según el sistema de salud de St. Mary, una dieta blanda gastrointestinal, o GI, es diferente de una dieta blanda mecánica. Esta última generalmente se recomienda para los individuos que no pueden masticar alimentos regulares. Una dieta blanda GI a menudo sirve como una dieta tradicional entre el líquido total y la dieta regular para pacientes quirúrgicos. Una dieta blanda ofrece, en promedio, de 10 a 15 g de fibra dietaria diaria y es alta en proteína.

Afecciones

Una dieta blanda GI puede ser una dieta temporaria o una a la que una persona vuelve cuando lo considera necesario. Además de los pacientes quirúrgicos, los individuos que se benefician con este tipo de dieta incluyen aquellos que sufren de afecciones como diverticulitis, colitis ulcerativas, síndrome del colon irritable y gastroparesis. El propósito de esta dieta es darle al tracto intestinal un poco de descanso antes de volver a introducir elevadas cantidades de fibra y alimentos crudos más fuertes.

Alimentos ricos en hidratos de carbono

Una dieta blanda GI incluye productos horneados con harina blanca refinada como bollos blancos, galletas, pastelillos y pan de centeno liviano sin semillas; panqueques y waffles; y cereales cocidos refinados como crema de trigo, sémola, crema y harina de arroz. Las patatas blancas o dulces sin piel, el arroz blanco y las pastas también son alimentos recomendados en esta dieta. Elige frutas y vegetales en lata o cocidos, generalmente sin semillas ni piel. Los jugos sin pulpa también están permitidos. Ejemplos de frutas y verduras apropiadas incluyen judías verdes o amarillas, lechuga y zanahorias así como también duraznos y bananas en lata.

Alimentos ricos en proteínas

Según el Hospital Memorial del Noroeste, en una dieta blanda GI, limita los productos lácteos, como leche o yogur descremado a 2 tazas diarias. Los alimentos ricos en proteínas son particularmente importantes para los pacientes que se están recuperando de una cirugía y para los que están enfrentándose a una infección. Una dieta blanda GI incluye una amplia variedad de alimentos ricos en proteínas como carnes magras tiernas y bien cocidas, pescado, cordero y aves de corral; huevos y queso, flanes, budines y tapioca.

Alimentos para evitar

Los alimentos para evitar son aquellos que causan dolor incluyendo gases intestinales, hinchazón y diarrea. Los alimentos emitidos incluyen frutas y vegetales crudos; frutos secos, especialmente las ciruelas pasa; pan grueso y cereales, como salvado; nueces y semillas; postres ricos; comidas picantes; comidas fritas y cortes de carne grasa; aceitunas y coco. Ciertos condimentos también están restringidos como las semillas de amapola, la mantequilla de maní crujiente y el rábano picante. Las bebidas que contienen cafeína y gaseosas también están restringidas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles