Salud

Dieta para la cándida albicans

Escrito por betty holt | Traducido por beatriz sánchez
Dieta para la cándida albicans

Manabu Ogasawara/Brand X Pictures/Getty Images

La cándida albicans, llamada cándida o candidiasis, suele ser una levadura inofensiva que crece en el cuerpo humano. Cuando el cuerpo pierde el equilibrio, la cándida es incontrolable y puede causar enfermedades irritantes que pueden incluso poner tu vida en peligro si no se tratan. El tratamiento suele requerir eliminar sustancias dañinas y añadir alimentos y suplementos para ayudar a combatir el crecimiento de la levadura.

Otras personas están leyendo

Cándida y sus síntomas

La cándida albicans suele ser un microorganismo como la levadura que vive en el tracto genital o urinario, boca, garganta e intestinos. La levadura vive en los humanos la mayor parte del tiempo sin ningún efecto adverso, pero cuando la flora natural en el tracto intestinal no puede controlarla, crece demasiado y presenta síntomas. Con cándida puedes tener los pies del atleta, tiña crural, irritación del pañal, úlceras bucales, infecciones renales y de vejiga, vaginitis, erupciones cutáneas en la vulva, conjuntivitis, tiña corporal, infecciones en las uñas, depresión o problemas gastrointestinales como estreñimiento, diarrea, gases, ardor de estómago y colitis. Si tienes un sistema inmunológico sano, un tratamiento adecuado conseguirá la curación, pero si tu sistema inmunitario está debilitado por una enfermedad o tratamiento, puedes ser presa de enfermedades más serias.

Causas

La causa principal de la cándida se debe al uso de antibióticos, tomar píldoras anticonceptivas, utilizar otras hormonas, especialmente los inmunosupresores como los esteroides, así como la dieta, el alcohol y el estrés. El factor más habitual es el uso de antibióticos de espectro amplio, que no diferencian entre bacterias patógenas e inofensivas. Investigaciones sobre animales publicadas por el Environmental Illness Resource (Centro de Enfermedades Ambientales) confirman que los antibióticos y esteroides crean un aumento sustancial de la colonización de bacterias patógenas y cándida debido a la destrucción de bacterias beneficiosas y la supresión de las defensas inmunes.

Alimentos que debes tomar

Everydiet recomienda tomar los siguientes alimentos para mantener la cándida a raya: verduras, incluyendo gran cantidad de ajo crudo, alimentos con proteínas como la ternera, el pollo, el pescado y los huevos, cultivos vivos de yogur, suero y acidophilus, algas verdes como la espirulina y la clorella, frutos secos, semillas y aceites, y granos que no contengan gluten como el mijo, arroz, salvado de arroz y salvado de avena. William G. Crook, MD, autor de "La conexión de la levadura", recomienda comer con precaución las verduras altas en carbohidratos como el maíz, las habas, los guisantes ingleses, las patatas, las patatas dulces, la calabaza de invierno y las habas y guisantes cocinados y secos. Crook recomienda que todas las galletas y panecillos estén hechos con levadura en polvo o bicarbonato como agentes elevadores, evitando el uso de levadura.

Alimentos que debes evitar

Crook recomienda evitar lo siguiente: todo el azúcar y alimentos que contengan azúcar, puesto que la levadura crece con fuerza en el azúcar, las comidas empacadas y procesadas que suelen contener azúcar refinado y otros ingredientes ocultos, el pan, pastas y otros alimentos horneados, todos los quesos y mantequillas, las cremas ácidas y productos con leche agria, las bebidas alcohólicas y bebidas fermentadas como el sidra y la cerveza, los condimentos y salsas y alimentos con vinagre como la mostaza, la salsa de tomate, los pepinillos en vinagre, las salsas, las olivas verdes y el tamari. Los productos con malta como las bebidas de leche con malta, los cereales y los caramelos, las carnes ahumadas y procesadas como las salchichas, perritos calientes y carne cruda, todos los tipos de champiñones, el café y el té incluyendo los tés de hierbas, los zumos de frutas congelados o embotellados con la excepción de los humos frescos preparados, las frutas confitadas y secas, y la mayoría de los restos porque pueden contener moho.

Suplementos

El Centro Médico de la Universidad de Maryland informa de que los siguientes suplementos pueden ser beneficiosos para controlar la cándida: vitamina C en una dosis de 500 a 1.000 mg al día, vitamina E en una cantidad de 200 a 400 IU al día, 200 mcg al día de selenio para reducir la inflamación y ayudar al sistema inmunológico a estar fuerte. Los ácidos grasos esenciales, que también ayudan a reducir la inflamación, pueden ser ingeridos en forma de mezcla de aceites con omega 6 y omega 3 y tomando entre 1.000 y 1.500 mg al día. Las vitaminas B-complejo, que proporcionan energía, deben ser ingeridas conteniendo entre 50 y 100 mg de B1, 50 mg de B2, 25 mg de B3, 100 mg de B5, entre 50 y 100 mg de B6, entre 100 y 1.000 mcg de B12 y 400 mcg de folato. El calcio, del que carece la gente con cándida, debe ser completado con entre 1.000 y 1.500 mg al dia junto con entre 750 y 1.000 mg de magnesio. El ácido caprílico de 1 g con las comidas puede tener propiedades fungicidas. Los propóleos, una sustancia de las abejas, deben ser añadidos junto con el ajo, frutos secos, granos enteros, orégano, canela, salvia y clavo, para conseguir sus propiedades fungicidas.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media