Dieta baja en carbohidratos versus dieta de conteo de calorías

Escrito por clark sarullo | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dieta baja en carbohidratos versus dieta de conteo de calorías
Encuentra la dieta que funciona mejor para ti. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

La mayoría de las personas que siguen bien una dieta están cuidándose del consumo de carbohidratos o contando las calorías. Las dietas bajas en carbohidratos y bajas en calorías para bajar de peso abruman a muchas publicaciones de salud y revistas web. Ha provocado acalorados debates entre los dietistas, pero las dietas son una decisión personal. La baja en carbohidratos, al igual que la del conteo de calorías, puede ser adecuada para una persona a dieta, pero mala para otra.

Otras personas están leyendo

Historia

La idea de reducir carbohidratos se inició en la década de 1800 por un hombre llamado William Banting, autor del primer libro de dieta baja en carbohidratos, llamado "A Letter on Corpulence Addressed to the Public" (Carta sobre la corpulencia dirigida al público). Él creía que la pérdida de peso eficaz podría lograrse mediante la eliminación de los alimentos tales como panes, pastas y papas de la dieta de uno. Esto dio inicio a la idea de reducir carbohidratos, que se ha convertido en una revolución en las últimas décadas. A principios de 1900, el científico William Atwater inventó el "calorímetro", o contador de calorías, como una forma de medir las calorías presentes en un alimento en particular. La gente tiende a encontrar el recuento de calorías más fácil de seguir que tratar de entender cómo la comida afecta al cuerpo y conduce al aumento de peso. Con el conteo de calorías, no hay lugar a dudas.

Beneficios

Una dieta baja en carbohidratos te permite comer más. Cuenta los azúcares en los alimentos como factor determinante de si son apropiados para comer. Debido a que esta es una dieta baja en azúcar, es beneficioso para los diabéticos que tienen que vigilar su consumo de azúcar. La idea es que las dietas bajas en carbohidratos fuerzan al cuerpo a quemar grasa para obtener energía, porque hay una escasez de azúcar. Contar las calorías significa que puedes comer una variedad más amplia de alimentos. Esto es ideal para aquellos que se consideran a sí mismos como "adictos a los carbohidratos". Aunque las porciones pueden ser más pequeñas, todavía puedes disfrutar de los alimentos que te gustan. Ambas dietas contribuyen a la pérdida de peso.

Consideraciones

Incluso en una dieta baja en carbohidratos, no todos los carbohidratos son malos para ti. Los buenos carbohidratos son los cereales integrales, como la avena y el arroz integral. Las verduras se recomiendan en algunas dietas bajas en carbohidratos. Dietas bajas en carbohidratos que restringen los hidratos de carbono y sugieren comer alimentos ricos en grasas saturadas no son la opción ideal para aquellos que sufren de problemas cardíacos. Contar las calorías será difícil seguir con si llegas a tu límite de calorías con alimentos refinados no nutritivos. Es importante comer alimentos frescos y saludables al contar calorías y no sólo las cantidades más pequeñas de alimentos poco saludables.

Críticas

Los críticos de la dieta baja en carbohidratos dicen que el alto consumo de proteínas puede poner el cuerpo en un estado de estrés. Asimismo, puede no ser una opción para los atletas que necesitan más combustible que la persona normal. Sin embargo, un atleta probablemente no es obeso y no necesita una reducción de peso con una dieta baja en carbohidratos. Contar calorías tiene menos críticos, ya que promueve una dieta más bien equilibrada sin restringir ningún grupo de alimentos. El inconveniente del conteo de calorías es que es difícil. No hay manera de saber exactamente cuántas calorías hay en los alimentos o exactamente cuánto estás ingiriendo. Esto significa que las calorías adicionales que no se cuentan luchan contra la pérdida de peso exitosa. Contar las calorías necesita práctica y ensayo y error.

Periodo de tiempo

Las dietas bajas en carbohidratos dan resultados más rápidos que el conteo de calorías. La persona promedio pierde alrededor de 11 libras (4,9 kg) en las primeras dos semanas. Con el conteo de calorías, dependiendo de la cantidad de calorías que comes normalmente en un día, es importante reducir la ingesta de calorías poco a poco. Una libra (450 g) es de 3.500 calorías. Cortar 500 calorías de tu dieta por día permitirá una pérdida de peso de una libra por semana. Cortar 1.000 calorías por día debería dar lugar a una pérdida de peso saludable y efectiva de dos libras (907,19 g) por semana.

No dejes de ver

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles