Dieta para la colitis isquémica

Escrito por patricia coldiron | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dieta para la colitis isquémica
Las personas que sufren de colitis isquémica necesitan seguir una dieta específica. (Diet image by JJAVA from Fotolia.com)

La colitis isquémica es la forma más común de isquemia intestinal y representa 1 de 1.000 hospitalizaciones. La enfermedad suele ocurrir luego de los 50 años y se caracteriza por síntomas de diarrea, inflamación abdominal, fiebre baja, náuseas y vómitos. La gente que sufre de colitis isquémica necesita una dieta individual a medida que promueva la salud digestiva y cure los tejidos inflamados.

Otras personas están leyendo

Comidas frecuentes

Las pequeñas comidas espaciadas de forma pareja durante el día mantienen las calorías elevadas y minimizan el dolor abdominal. Prueba porciones pequeñas de comidas elevadas en fibra como frutas, vegetales y pan de trigo integral, en la medida que las puedas tolerar. El pan con gluten puede causar calambres abdominales.

Incluye sandía en tu dieta, pues es rica en citrulina, un amino ácido que promueve una mejor circulación. Las comidas rápidas y fritas desencadenan los síntomas abdominales y deberían evitarse. Los probióticos o "bacterias amistosas" que se encuentran en los yogures naturales ayudan a restaurar el equilibrio intestinal y se digieren fácilmente.

Fluidos

Los ataques de diarrea reiterados pueden producir deshidratación y pérdida de electrolitos, por lo que es esencial tomar fluidos de forma adecuada. Bebe de ocho a diez vasos de agua de 8 onzas (240 ml) por día. Evita las bebidas con cafeína como el café, el té o las bebidas suaves ya que pueden estimular la diarrea.

El jugo de pasto agropiro es beneficioso para la salud del colon. Cómpralo en las tiendas de alimentos saludables o juguerías. También puedes cultivar tu propio pasto agropiro en casa y preparar tu jugo.

Lactosa

La lactosa es un azúcar que se encuentra en los productos lácteos. Puede traer problemas digestivos como los gases, calambres y diarrea si tu intestino delgado es incapaz de descomponer la enzima lactasa. Lee las etiquetas con cuidado cuando compres en el supermercado porque la lactosa es un ingrediente que se encuentra en algunas mezclas para hornear, cereales, sopas, panes, margarina, productos horneados y condimentos para ensaladas. Si la lista de ingredientes incluye suero, requesón, productos de leche en polvo o leche en polvo descremada, entonces el producto contiene lactosa.

El Kefir, que sabe a una bebida de yogur de tártaro, tiene levaduras beneficiosas y bacterias probióticas que promueven la salud digestiva. El suministro abundante de bacterias probióticas y levadura absorbe casi en su totalidad lo que queda de la lactosa.

Brotes

Cuando surge el dolor y la inflamación, una dieta baja en residuos/fibra puede aliviarte. Come pequeñas porciones de carne tierna o pescado, cereales cocidos y cualquier pan blanco; limita el queso a 2 onzas (56 gramos) por día. Las frutas suaves como las bananas y el puré de manzanas suelen tolerarse bien y los vegetales frescos o enlatados que consumas no deberían tener semillas.

Evita las frutas secas y cítricas, los vegetales crudos, las bayas y el jugo de ciruelas. Los postres suaves como la gelatina, el helado y el sorbete calman el malestar y son fáciles de digerir.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles