Dieta después de una duodenopancreatectomía

Escrito por jim radenhausen | Traducido por alejandra medina
Dieta después de una duodenopancreatectomía
Tu doctor y nutricionista deben cuidar tu dieta después de la operación. (Green apple among red apple image by Mau Horng from Fotolia.com)

Si combatiste el cáncer pancreático y consideras hacerte la duodenopancreatectomía para retirar la cabeza del páncreas y parte del ducto biliar, vesícula y duodeno (y posiblemente parte del estómago), tal vez te preguntes sobre el contenido de tu dieta después de la operación. Aunque no hay alimentos específicos que estén prohibidos, debes apegarte a una dieta líquida baja en grasas que debes controlar con tu doctor y nutricionista.

Líquidos

Durante la cirugía, tu doctor puede insertar un tubo de alimentación temporal en el tracto digestivo para ayudarte a mantener y restaurar una cantidad óptima de nutrición. Después de la cirugía, tu doctor tendrá que darte una dieta líquida. Tal vez debas beber al menos ocho tazas de líquidos al día. Si no bebes la suficiente cantidad de líquidos, puedes sentir fatiga, mareos y náuseas. Para evitar sentirte lleno, debe beber líquidos una hora antes o después de comer.

Cuando estés en el periodo de transición a la comida sólida, puedes dar sorbos a bebidas con calorías y nutrientes durante las comidas, lo cual puede prevenir calambres abdominales, hinchazón, diarrea y la producción de muchos gases. Debes evitar las bebidas alcohólicas. Si bebes muchos líquidos cuando comes, puedes sentirte lleno rápidamente y limitar tu ingesta de comida. Necesitas dejar un espacio para alimentos sólidos ricos en calorías y nutrientes.

Alimentos

Luego de tu dieta líquida, debes consultar con el doctor acerca del tiempo adecuado para volver a los alimentos sólidos. Debes mantener una dieta diaria baja en grasa de 40 a 60 gramos de grasa, la cual necesitas mantener a largo plazo. Asegúrate de evitar alimentos altos en grasa, fritos o grasosos, y evita comer mucho.

Los alimentos ricos en proteínas que puedes consumir incluyen: pollo, queso, huevo, pescado y carne. También puedes consumir alimentos que dan energía, como pan, cereales, pasta, patatas y arroz. Para tener una buena ingesta de vitaminas y minerales, debes comer frutas y verduras diariamente.

Debes comer de cinco a seis comidas pequeñas todos los días, con dos o tres horas de diferencia. Si comes aperitivos nutritivos entre las comidas pequeñas, puedes absorber la comida más fácilmente y no sentirte hinchado o lleno. Además, recibirás un nivel de energía y proteína decente sin tener que sobrecargar tu sistema digestivo.

Después de la cirugía, algunos de tus alimentos favoritos pueden no tener el mismo sabor. Puede tomar semanas para que tu sentido del gusto regrese a la normalidad, pero puedes ayudar a estimularlo si comes frutas cítricas como pomelo y piña o aperitivos con sabores fuertes.

Recuerda que la extracción parcial del páncreas tendrá un impacto en tu capacidad para digerir y absorber alimentos y nutrientes, ya que el páncreas entrega menos enzimas para ayudar al proceso. Con todas las comidas y aperitivos, debes tomar la cantidad adecuada de medicamentos que sustituyan las enzimas pancreáticas, que tu doctor debe recetar.

Suplementos

Tal vez querrás ganar el peso perdido a causa de la duodenopancreatectomía (si tenías un peso saludable antes del procedimiento). Puedes buscar suplementos orales con proteínas y energía que contienen ácido eicosapentanoico (EPA), fructooligosacáridos (FOS) fibra y triglicéridos de cadena media (aceite MCT).

Mientras los suplementos antes mencionados pueden promover el aumento de peso, también pueden ayudar a aumentar tu actividad física, calidad de vida y fuerza.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles