Dieta para diabéticos y personas con afecciones hepáticas

Escrito por ts jordan | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dieta para diabéticos y personas con afecciones hepáticas
(sugar image by Maria Brzostowska from Fotolia.com)

A pesar de la creencia popular de que la diabetes y las afecciones hepáticas sólo pueden resolverse por medio de medicación y cuidado profesional, nuevos hallazgos han descubierto que ambas enfermedades pueden efectivamente reducirse o manejarse por completo a través del ejercicio de la debida diligencia en cuanto a la dieta. Llevar una dieta con bajo nivel de carbohidratos, te puede ayudar a restaurar la función adecuada corporal después de que te diagnostiquen diabetes o hígado graso de procedencia alcohólica o no alcohólica. Con tiempo, esfuerzo y fuerza de voluntad, puedes volver a obtener cierto control sobre tu salud.

Otras personas están leyendo

La diabetes y el bajo contenido de carbohidratos

La diabetes es una enfermedad en la que el cuerpo tiene dificultades para crear y utilizar la insulina. La insulina es la principal hormona de transporte de nuestro cuerpo, y es responsable de "recoger" el azúcar de la sangre y transportarlo a las células con fines de darles energía o para almacenarla. A medida que la insulina se libera en respuesta a un nivel elevado de azúcar en la sangre, puede reducirse la producción de insulina asegurando que estos niveles de azúcar sigan bastante uniformes durante el día. Lo mejor para lograr esto es manejar tu ingesta de carbohidratos llevando una dieta baja de ellos, ya que los carbohidratos son uno de los principales disparadores del aumento de los niveles de azúcar en sangre. Esta fue la conclusión a la que llegó en un estudio el Dr. Eric Westman del Duke Medical Center. Al cabo de un estudio de seis meses, casi el 80 por ciento de los participantes del grupo de bajos carbohidratos (menos de 20g diarios) estaban por reducir o eliminar totalmente su apoyo en la medicación para la diabetes.

La enfermedad hepática y los bajos niveles de carbohidratos

La enfermedad del hígado graso es otro problema que se puede curar siguiendo una dieta baja en carbohidratos. Un estudio realizado en el University of Textas Southwestern Medical Central descubrió que las personas que la seguían experimentaban quema de grasas en el hígado, lo que puede ayudar a detener o a revertir el progreso del hígado graso. Este cambio en el metabolismo hepático comenzó a darse después de sólo dos semanas de ingerir una dieta con bajo contenido de carbohidratos.

Muestra de una dieta baja en carbohidratos

En ambos casos, se usó una cantidad sumamente pequeña de carbohidratos para obtener los resultados registrados. Con el objeto de incrementar la posibilidad de replicar estos resultados en ti, observa el mismo enfoque de cantidades ultra-bajas de carbohidratos, que consta de menos de 20 g por día. Para mantenerte sano, consume la mayor parte de tu ingesta de carbohidratos de vegetales verdes y fibrosos como brócoli y espinaca. El resto de tu dieta deberá consistir en una mezcla de los diferentes tipos de grasa (saturada, monosaturada, poliinsaturada) y fuentes proteicas relativamente magras como el pollo, el pavo y el pescado. Con este método no tienes que contar calorías, sólo carbohidratos. Al mantenerlos bajos naturalmente quemarás grasas mientras tu cuerpo pasa a un estado de quetosis: quemando las grasas por la muy poca ingesta de carbohidratos. Por supuesto, debes consultar con un médico antes de iniciar esta dieta, o cualquier otra. No dejes de tomar tu medicación por tu cuenta, pero no te sorprendas si tu médico te reduce la dosis después de unos meses de comer pocos carbohidratos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles