Salud

La dieta para la hepatomegalia

Escrito por tim banas | Traducido por barbara obregon
La dieta para la hepatomegalia

La ingestión de azúcar causa indirectamente el agrandamiento del hígado en los diabéticos.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Hepatomegalia significa "hígado agrandado". Los cambios en la dieta a veces pueden ayudar a lidiar con esta condición, dependiendo de su causa. El hígado ayuda a la digestión, produce proteínas de la sangre importantes y limpia al cuerpo de toxinas. Un hígado agrandado puede no funcionar correctamente, por lo que los cambios dietéticos destinados a manejar el problema reducirán la tensión en el órgano o lo ayudarán en sus funciones.

Otras personas están leyendo

Causas de la hepatomegalia

Varias enfermedades y condiciones subyacentes pueden causar un agrandamiento del hígado. Según los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, éstas van desde el cáncer de hígado y leucemia, a enfermedades virales como la hepatitis A y B. Hay tres posibles causas de hepatomegalia que tienen una conexión con la alimentación. La diabetes mal manejada obliga al hígado a almacenar cantidades excesivas de glucógeno, lo cual puede resultar en una afección hepática. La ingestión de grandes cantidades de alimentos ricos en grasas puede resultar en varios depósitos de grasa en el hígado. El consumo de alcohol puede causar cicatrices cirróticas y agrandamiento del hígado. Los cambios en la dieta pueden tener un efecto beneficioso sobre estas tres causas de hepatomegalia.

Alimentación alta en grasa relacionada con la hepatomegalia

En el caso de un hígado agrandado con depósitos grasos, una persona puede reducir la hepatomegalia cortando los alimentos grasos de su dieta, especialmente los que contienen grasas saturadas o trans. Éstos incluyen carnes grasas, quesos y muchos tipos de bocadillos procesados​​. De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, el consumo de ciertos ácidos grasos insaturados, tales como aceite de pescado, pueden reducir la concentración de triglicéridos en la sangre y, por lo tanto, ayudar a detener y revertir el proceso de agrandamiento del hígado. Puedes obtener el aceite de pescado de los peces grasos como el salmón, o tomarlo en forma de cápsulas como un suplemento.

Hepatomegalia relacionada con la diabetes

Una persona con diabetes, que depende demasiado de la insulina para controlar el azúcar en la sangre, tiene un mayor riesgo de desarrollar agrandamiento del hígado. Un pequeño estudio realizado por M. Nakamuta y sus colegas en un centro de medicina interna en Japón sugiere que estos casos de hepatomegalia pueden ser controlados con una dieta restringida en calorías y un uso más conservador de la insulina. El informe del estudio en la edición de julio de 1993 de la revista "Zasshi Fukuoka Igaku" sugiere que los pacientes deben tratar de restringir el uso de insulina a tan poco como 15 a 20 unidades por día y dejar de comer en exceso, ya que causa alzas de azúcar en la sangre. Evitar los alimentos que provocan alzas de azúcar en sangre, incluso en pequeñas cantidades, como el azúcar refinado, la harina y almidones simples, ayuda a reducir la dependencia de la insulina. Las personas con diabetes pueden sustituir estos alimentos con otros que tienen valores bajos de índice glucémico - que es aquel que refleja el efecto de los alimentos sobre el azúcar de la sangre de una persona - como los granos enteros, los cuales ofrecen principalmente carbohidratos complejos, grasas insaturadas y proteínas.

Hepatomegalia inducida por el alcohol

El abuso de alcohol perjudica gravemente la función hepática. Algunos cambios específicos en la dieta para personas con hepatomegalia inducida por el alcohol pueden ayudar a controlar sus síntomas. Eliminar al alcohol, agente primario de la enfermedad, reducirá en gran medida el estrés en el hígado y detendrá la cicatrización de manera efectiva. El consumo de proteína animal magra de alta calidad puede ayudar a un hígado deteriorado a realizar sus funciones de digestión y formación de proteínas de manera más eficiente. Las extremidades pueden llegar a hincharse si el hígado no recibe suficiente proteína de alta calidad; reducir la ingesta de sal ayudará a manejar la retención de agua. El Centro Médico de la Universidad de Maryland recomienda que los pacientes con cirrosis eviten comer mariscos, debido a que ciertas clases pueden tener bacterias Vibrio vulnificus, la cual presenta riesgos de salud para las personas con cirrosis.

Consideraciones

Dado que las causas de la hepatomegalia varían, no hay un solo conjunto de cambios en la dieta que resuelva el problema de todos los que lo tienen. Debido a la complejidad del tema, habla con tu médico antes de emprender cualquier cambio dietético si tienes esta condición. Asegúrate de informarle sobre todos los medicamentos, suplementos a base de hierbas o vitaminas que tomas para evitar interacciones.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media