Salud

Dieta para el herpes zóster

Escrito por bryan cohen | Traducido por luciano ariel castro
Dieta para el herpes zóster

A medida que envejeces, el debilitamiento de tu sistema inmunológico puede llevar a su resurgimiento como una erupción que puede causar dolor e irritación de los nervios.

El herpes zóster, más conocido como culebrilla, es una enfermedad que proviene del mismo virus que puede causarte varicela a una edad temprana. A medida que envejeces, el debilitamiento de tu sistema inmunológico puede llevar a su resurgimiento como una erupción que puede causar dolor e irritación de los nervios. Tan pronto como comiences a experimentar la enfermedad debes realizar varios cambios en tu dieta inmediatamente. Consulta a tu médico sobre cuándo hacer cualquier cambio dietético drástico.

Otras personas están leyendo

Lo que hay que quitar

El herpes zóster puede inflamarse y agravarse por cambios emocionales drásticos. Hay muchos alimentos que pueden hacer que nuestras emociones fluctúen y deben ser eliminados de la dieta de inmediato. Los alimentos con azúcares y otros carbohidratos procesados ​​tienen la tendencia a hacer pico de azúcar en sangre y deben ser sustituidos por otros azúcares naturales, como las frutas. El alcohol es un depresor y puede debilitar el sistema inmunológico. Estas dos propiedades pueden causar estragos en el cuerpo cuando intenta luchar contra el herpes zóster. Lo mismo puede decirse para el café y los cigarrillos. Los alimentos muy grasos, las comidas rápidas y los alimentos fritos deben también ser eliminados. Si puedes hacer estos pocos cambios, tu cuerpo tendrá una capacidad mucho mayor para trabajar contra la enfermedad

Comidas ricas en vitaminas

A continuación, agrega algunos de los siguientes alimentos en tu dieta que son ricos en vitaminas y minerales que pueden ayudar a mejorar tu condición. Las vitaminas A y C son antioxidantes que pueden ayudar con el daño celular de tu cuerpo y pueden promover un mejor ambiente para la curación. La vitamina A se encuentra en albaricoques, mangos, papas dulces, pescado y huevos. Añade vitamina C a la dieta con pimientos rojos y verdes, aguacates, naranjas, cebollas y fresas. El mineral selenio ayuda a sanar y restaurar la salud de la piel cuando se combina con aceite de lino, gérmenes y el aminoácido lisina. Aumenta tu ingesta de selenio por el consumo de nueces del Brasil, granos enteros, pollo, salmón y langosta. Las Vitaminas B12 y el ácido fólico son útiles, ya que protegen los nervios y curan la vaina que los rodea. La vitamina B12 se encuentra en las carnes magras, queso azul, cangrejo rey y la leche. El ácido fólico se encuentra en los frijoles pintos y marina, las coles de Bruselas, arroz integral, lentejas, champiñones y dátiles.

Hierbas suplementarias

Hay varios remedios naturales que debes incluir en tu dieta para ayudar con los síntomas de la culebrilla. La utilización de gel puro de aloe vera junto con el aceite de la vitamina E puede traer alivio inmediato cuando se aplica tópicamente a tu sarpullido producto de la culebrilla. Sigue completándolo con hierbas como la equinácea y el sello de oro, que tienen fuertes propiedades antivirales y antibacterianas. La flor de la pasión es un sedante a base de hierbas que puede ayudar a tratar el herpes zóster, calmar los nervios y reducir el estrés que puede provocar un ataque de un herpes. La hierba también puede ayudar a aliviar algo del dolor. Si sigues todos los pasos anteriores, hay una buena probabilidad de que los síntomas del herpes zóster comiencen a sentirse mucho mejor dentro de unos días.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media