Cómo hacer una dieta siendo hipoglucémico

Escrito por alicia norman | Traducido por ehow contributor
Cómo hacer una dieta siendo hipoglucémico

thanks to google images for all pic references, free range stock Chance Agrella,

Las personas han oído hablar sobre la diabetes y las dietas para diabéticos, pero muy poco se sabe acerca de la hipoglucemia y cómo controlarla. La hipoglucemia es exactamente lo opuesto a la diabetes y es causada por la falta de azúcar en la sangre. Los síntomas de este padecimiento pueden incluir el nerviosismo, fatiga crónica, sudor, hambre súbita, temblores, debilidad, palpitaciones, mareos y problemas del habla. En la forma más intensa, estos síntomas pueden agravarse y tornarse debilitadores. Mientras que los diabéticos pueden volverse hipoglucémicos al utilizar productos con insulina, algunas personas desarrollan la hipoglucemia al tener un desbalanceo hormonal, deficiencia enzimática o al albergar otros padecimientos médicos. La diferencia más grande entre la diabetes y la hipoglucemia consiste en que en la primera las personas deben alejarse del azúcar, mientras los hipoglucémicos la requieren. Muchas personas hipoglucémicas toman, por error, carbohidratos y alimentos con azúcar para combatir el problema, lo cual empeora las cosas. Una vez que el azúcar es ingerido, el hipoglucémico se enfrenta a una caída debilitante que lo deja débil e incapaz de funcionar. Para agravar el problema, el excesivo consumo de azúcar puede causar aumento de peso. Puede existir una forma para que el hipoglucémico obtenga la ingesta adecuada que requiere y a la vezmantener un peso saludable.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Desayuna. El comer un desayuno saludable no sólo te brinda un gran comienzo, sino que facilita la pérdida de peso; de hecho los consumidores de desayuno mantienen una pérdida de peso de 30 libras (o más) en uno a seis años de llevar una dieta exitosa. Esto se debe a que un buen desayuno nos libra de "morir de hambre" y también pone en marcha el metabolismo. Los hipoglucémicos deben cuidar de comenzar el día con alimentos que mantienen la energía y los niveles de producción de azúcar. Algo que contenga granos enteros como la avena y leche descremada es una buena opción. Aléjate de las cajas de cereal y de la fruta deshidratada. Cierta fruta como la toronja pudiera ser un gran consejo, pero consulta con tu doctor ya que los hipoglucémicos no toleran los niveles de sacarosa que existe en la fruta natural. Cuando puedas, trata de comer alimentos crudos. El pelar la manzana, por ejemplo, quita una importante fuente de fibra. Cuando quieres perder peso, debes cuidar especialmente el estar regular, ya que el estar constipado y las irregularidades pueden causar hinchazón y ganar peso líquido.

  2. 2

    Aperitivos entre comidas. Esto pudiera verse como algo contraproducente en la pérdida de peso o mantenimiento de una dieta, pero en realidad no lo es. Comer alimentos constantemente durante el día mantiene un flujo constante de nutrientes en el sistema. Asegúrate de elegir alimentos altos en energía que contengan buenos carbohidratos y proteínas, tal como la carne, pescado o semillas. Evita los almidones, arroz blanco, harina y productos con gluten. Recuerda, el comer refrigerios mantendrá tus niveles de azúcar, asegurándote de que estarán altos y fuera de la zona de peligro. Esto también te dará energía abundante, algo muy difícil de lograr para un hipoglucémico. La gente que se energiza durante el día tiende a perder peso ya que están en movimiento quemando más calorías.

  3. 3

    Compra tabletas de dextrosa. Muchas veces puedes estar tan ocupado que te olvides de comer algún refrigerio y de repente te encuentras arrastrándote. Esta es la principal preocupación de los hipoglucémicos, los cuales corren el riesgo de perder la funcionalidad óptima por varios días, después de tener una caída de azúcar considerable. El mejor camino para evitar un escenario como éste es tener a la mano tabletas de dextrosa, en el auto, escritorio o el bolso. Ellas te darán un rápido impulso energético de modo que no tengas que correr a ciegas hacia la máquina expendedora de alimentos o al restaurante más cercano.

  4. 4

    Ejercítate de forma inteligente. El depósito de energía de un hipoglucémico se agota rápidamente al hacer ejercicio. Cuando la mayoría de la gente se puede sentirse vigorizada después de una sesión de ejercicios, el hipoglucémico deseará poderse ir y recostarse. El mejor modo de combatir esto es comer treinta minutos antes y después de ejercitarse. Este refrigerio puede y debe ser algo breve, como un puñado de cacahuates o un yogurt bajo en grasa, pero esto evitará la sensación de consumir algún medicamento después del esfuerzo. Yo he seguido este consejo y me ha ayudado ampliamente. Créeme es muy fácil sentirse motivado para ejercitarse cuando te sientes genial después de haberlo hecho. Mantén el ejercicio en perspectiva y procura no exceder la marca de los treinta minutos; tendrás la tentación de hacer más, pero te lo puedo decir por experiencia propia, puede ser perjudicial si optas por no mantener tu ritmo. Además, treinta minutos de ejercicio es más beneficioso que ejercitarse en forma simple por horas algunas veces a la semana.

  5. 5

    Aléjate de los caramelos y los dulces. Esto pudiera ser obvio, pero los hipoglucémicos se caracterizan por tomar alimentos dulces cuando tienen ansia. Otras personas bien intencionadas también contribuyen con este problema. En alguna ocasión tuve una caída y un amigo bien intencionado me compró una barra de dulce, pensando que esto elevaría mi nivel de azúcar. Mientras que teóricamente lo hará, me hubiera hecho mejor si me hubiera traído leche y cacahuates. A caballo regalado no se le ve el diente, y muchas veces no te queda otra opción, y siempre es mejor encontrar algo que te haga subir lentamente, que hacerlo rápidamente con una caída rápida y extrema. La tentación siempre será grande cuando te inclinas por los azúcares refinados al tener una caída hipoglucémica severa. No hagas eso. No sólo vas a acumular kilos. Cuando sientas la urgencia de algo dulce, seco, prueba con una fruta como una manzana, y acompáñala con un yogurt bajo en grasa y un poco de queso cheddar.

Consejos y advertencias

  • Los hipoglucémicos siempre sufren de fatiga crónica y no se despiertan tan frescos y energizados como lo hacen otras personas. Para remediar esto, deja cerca de tu cama un paquete de galletas soda y una botella de 8 onzas con agua. Come algunas galletas luego de despertarte y date una ducha que te estimule y te permita mitigar el mareo. Si tienes otras preocupaciones relativas a controlar estos síntomas, asegúrate de visitar sitios de salud relacionados con la hipoglucemia para tener más información.
  • La hipoglucemia puede ser la precursora de la diabetes de tipo II o el indicativo de algo más serio. Para mí fue un derivado del hipotiroidismo. Si tu hipoglucemia no ha sido causada por los productos de insulina, consulta con un doctor de inmediato. Aunque no puedas encontrar el origen de esta enfermedad, asegúrate de vigilarla. Las personas que no se cuidan pueden experimentar complicaciones físicas, como la falta de agudeza mental, y en casos muy severos, coma o daño mental permanente o incluso la muerte.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media