La dieta para la Hormona de Crecimiento

Escrito por ts jordan | Traducido por florence e. smith
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La dieta para la Hormona de Crecimiento
Dieta manipulada para la HGH. (Persona en bicicleta image by genialbaron from Fotolia.com)

La hormona del crecimiento para humanos, o HGH (por su sigla en inglés), ha llamado la atención de las comunidades a favor del anti-envejecimiento y del atletismo. La HGH secreta naturalmente de la glándula pituitaria en distintas dosis, y puede tener una gran cantidad de efectos positivos en el cuerpo, entre ellos el aumento de la densidad ósea, masa muscular, y la capacidad de hacer ejercicio, mientras disminuye los niveles de grasa en el cuerpo. El suplemento de HGH requiere el permiso de un médico, pero puedes aumentar tu producción natural de dicha hormona mediante la manipulación dietaria.

Otras personas están leyendo

Teoría de la Dieta para la HGH

Consume una dieta con altos niveles tanto de proteínas como de carbohidratos para incrementar la producción natural de la hormona del crecimiento. Según una investigación realizada por la Universidad de Virginia, una dieta alta en carbohidratos era más eficaz aumentando la producción natural de la hormona de crecimiento que una dieta alta en grasas. Del mismo modo, un artículo de la fuente de entrenamiento online Peak Performance informa que el consumo adecuado de proteínas también juega un rol en la producción de la HGH. Según los datos suministrados por la Asociación Dietaria de Estados Unidos, los requerimientos proteicos varían según tu nivel de actividad. Por ejemplo, los individuos que se ejercitan requieren entre 0,5 y 0,8 gramos de proteínas diarias por cada libra de tu peso. Así, una persona que pesa 200 libras (90 kilos) necesitará entre 100 y 160 gramos de proteínas diarios para optimizar la capacidad de recuperación y la producción de HGH.

Especificaciones para la dieta HGH

Ingiere una dieta que consista en un 50% de carbohidratos, un 30% de proteínas y un 20% de grasas para optimizar tu producción natural de HGH. Distingue entre carbohidratos sanos y dañinos, evita el azúcar, el alcohol y la harina fina, e intenta consumir muchas fruta, verduras, y 100 gramos de cereal integral. Las fuentes proteicas deben ser magras y naturales; trata de comer carnes rojas, pollo, pavo, mariscos y productos lácteos bajos en grasas para compensar tus necesidades proteicas. La grasa debe venir principalmente de fuentes no saturadas (aceite de oliva, aceite de pescado, frutos secos y semillas). A la vez, restringe el consumo de grasas saturadas y trans. Intenta comer sólo carnes balanceadas, agregando en la mitad de tu plato fuentes de carbohidratos sanos, y el resto fuentes proteicas magras y algún tipo de grasa no saturada. Así, podrás maximizar la producción HGH sin problema. Lleva un seguimiento; de este modo, si comes sólo carnes balanceadas ya no tendrás que recuperar ciertos nutrientes a lo largo del día.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles