Dieta para las madres lactantes de bebés con reflujo ácido

Escrito por sarah harding | Traducido por carlos paulucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dieta para las madres lactantes de bebés con reflujo ácido
Un bebé puede experimentar reflujo ácido de ciertos alimentos causado por la dieta de la madre que lo amamanta. (newborn image by Valentin Mosichev from Fotolia.com)

El reflujo ácido puede ser una condición temporal o de largo plazo en los bebés lactantes. De acuerdo con la Liga de la Leche Internacional, la lactancia materna es a menudo un método de tratamiento de reflujo gastroesofágico o RGE, que es una forma más significativa de reflujo ácido que se caracteriza por regurgitación abundante, dificultades respiratorias, dolores, e incluso vómitos. Aunque hay muchas razones por las que pueden ocurrirle a un bebé que es amamantado, comúnmente se le atribuye la causa a la dieta de la madre.

Otras personas están leyendo

Importancia de la dieta de la madre

Es importante que la madre tenga una dieta bien balanceada y que no sea demasiado restringida cuando comienza la lactancia. Para que su cuerpo produzca leche nutritiva. La madre debe consumir 500 calorías adicionales al día, de acuerdo con KidsHealth.com. MedlinePlus que recomienda una dieta variada con elementos mínimos excluidos, a menos que el bebé haya dado alguna razón para que la madre restrinja su dieta adicional, tal como el desarrollo de reflujo ácido después de que la madre consume ciertos alimentos. El alcohol, la cafeína y otros estimulantes deben limitarse o evitarse cuando se amamanta. Dado que el agua es un ingrediente clave en la leche materna, la madre debe beber por lo menos 64 onzas (2 l) de agua o líquidos sin cafeína al día.

Función

Hacer pequeños cambios en la dieta de la madre puede eliminar o reducir el reflujo ácido en el bebé alimentado con leche materna, pero no siempre. Algunos alimentos pueden cambiar el sabor de la leche materna de una madre, por lo que es más o menos atractivo para el niño. La madre no tiene que preocuparse excesivamente por omitir especias, productos lácteos u otros sabores fuertes de su dieta, a menos que el bebé muestre signos de reflujo ácido o malestar digestivo según MedlinePlus. Cuando un bebé amamantado desarrolla reflujo ácido, la madre tendrá que identificar todas las fuentes potenciales de alimentos en su dieta que están causando malestar en la panza del bebé. Si el bebé parece tener reflujo después de cada comida (independientemente de lo que la madre haya comido) entonces su dieta puede no ser la culpable. Cuando se padece de alergias en la familia, las madres deben hablar de ello con un profesional de la salud, con un nutricionista o un especialista en lactancia. Es posible que un bebé desarrolle una alergia a los alimentos debido a la exposición a la leche materna. Los síntomas de una alergia a los alimentos, incluida la intolerancia a la lactosa, pueden presentarse en forma de reflujo o vómito.

Efectos

Los bebés con reflujo ácido pueden exhibir una variedad de síntomas durante y después de la lactancia. La regurgitación es común en cualquier niño, pero un bebé con reflujo ácido producirá una mayor cantidad. El National Digestive Diseases Information Clearinghouse sugiere que un bebé con reflujo va a vomita, toser, se volverá irritable, tiene malos hábitos alimenticios y puede tener sangre en las heces. A medida que pasa el tiempo, el bebé no puede crecer a un ritmo normal, sin embargo, esto es más comúnmente asociado con RGE. La neumonía persistente y otros problemas respiratorios son a veces el resultado de GER no tratadas.

Identificación

La identificación de la causa de reflujo ácido requiere algo de prueba y error por parte de los padres. Alimentar al bebé en una posición más vertical, manteniendo su posición vertical durante 20 a 30 minutos después de una comida y evitar el exceso de alimentación puede llevar a una reducción del reflujo ácido. Cuando estos pasos no ayudan a reducir el reflujo, la madre debe considerar su dieta. Llevar un diario de todo lo que come y bebe, incluyendo medicamentos y documentar cómo responde el bebé después de la lactancia puede ayudar a identificar los posibles culpables. Cada bebé es diferente cuando se trata de reflujo ácido causado por la dieta de la madre.

Solución

Si mantener un diario de alimentos no es eficaz en la identificación de la causa, una madre puede necesitar para llevar a cabo una dieta de eliminación. Esta consiste en evitar todas las fuentes de lácteos durante un período de no menos de siete días. Si, con el tiempo, el reflujo del bebé mejora, entonces es probable que tenga problemas para digerir la leche materna, que contiene proteínas de la leche o lactosa, según La Leche League International. Esto no siempre es una indicación de intolerancia a la lactosa o a los lácteos. Una prueba médica adicional es necesaria para confirmar una alergia o intolerancia a medida que el bebé madura. Las formas más extremas de la dieta de eliminación, como la que comenta AskDrSears.com, sugieren comer cordero, pavo de corral, patatas cocidas de color blanco o dulce con sal, arroz, calabaza verde y amarilla y peras durante dos semanas. Después de las dos semanas, un alimento puede ser agregado de nuevo en la dieta de la madre cada cuatro días, mientras se vigila del bebé para detectar signos de problemas de estómago o reflujo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles