La dieta en la que predomina el estrógeno

Escrito por michelle kerns | Traducido por carlos alberto feruglio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La dieta en la que predomina el estrógeno
(Lauren Burke/Digital Vision/Getty Images)

El predominio del estrógeno es una condición que ocurre cuando la relación de las hormonas sexuales estrógeno y progesterona se desequilibran: la progesterona disminuye rápidamente, resultando en un exceso de estrógeno circulante. Este desequilibrio es causado por una variedad de factores fisiológicos, así como también la dieta, y causa varios síntomas característicos. Seguir una dieta en la que prevalece el estrógeno, también conocida como una dieta anti-estrogénica, puede ayudar a controlar la prevalencia de los estrógenos y reducir la cantidad de esta hormona en tu cuerpo. Esta dieta se centra en evitar los alimentos que contienen compuestos de estrógeno y principalmente en el consumo de alimentos que disminuyen los efectos de esta hormona.

Otras personas están leyendo

Aspectos

El estrógeno y la progesterona son hormonas sexuales presentes en hombres y mujeres. Entre las edades de 35 y 50, especialmente en las mujeres, los niveles de ambas hormonas comienzan a disminuir. El sitio Energetic Nutrition informa que los niveles de progesterona disminuyen un 75 por ciento del nivel normal y los niveles de estrógeno disminuyen un 35 por ciento. Durante este tiempo de transición a la menopausia, muchas mujeres desarrollan el síndrome del predominio de estrógenos, especialmente si su dieta u otras condiciones médicas agravan el desequilibrio entre el estrógeno y la progesterona. Sin embargo, el sitio web del Dr. Ronald Hoffman señala que las mujeres de cualquier edad pueden sufrir de ésta afección.

Causas

Hay cinco causas principales del predominio del estrógeno: el estrés excesivo, un mal funcionamiento del sistema inmune, un hígado que trabaja demasiado, exposición a demasiados compuestos estrogénicos ambientales de los productos químicos como los ftalatos, el PCB y los plaguicidas, y el consumo de grandes cantidades de alimentos que contienen fitoestrógenos. Estas cinco causas provocan una mayor reducción de la producción de progesterona o bien causan un aumento en la cantidad de estrógeno en tu cuerpo.

Síntomas

Los síntomas de este predominio incluyen una libido disminuida drásticamente; dolores de cabeza, sensibilidad en los senos, cambios de humor, una tendencia a la depresión, fatiga, dificultad para dormir, hinchazón, y ciclos menstruales irregulares que a menudo son precedidos por síntomas extremos del síndrome premenstrual. Algunas mujeres pueden experimentar un aumento de peso inexplicable y, en casos severos, pueden sufrir de endometrosis, infertilidad, fibromas, un mayor riesgo de aborto espontáneo y quistes de ovario.

Alimentos recomendados

Según el Dr. Christiane Northrup, el Dr. Ronald Hoffman y el sitio DoctorJ.net, el predominio del estrógeno puede ser, al menos parcialmente controlado a través de una dieta específica. Esta dieta recomienda consumir grandes cantidades de alimentos que se consideran anti-estrogénicos cada día. Estos alimentos incluyen la mayoría de los vegetales, especialmente verduras crucíferas como la col, el brócoli, las coles de Bruselas y la coliflor, la mayoría de las frutas, especialmente cítricos y bayas, nueces crudas y semillas, huevos orgánicos y leche, granos como el trigo sarraceno y mijo, mandioca, café y té . Los defensores de la dieta remarcan que deberías comer la menor cantidad posible de alimentos procesados ​​y consumir solamente productos orgánicos, carnes, pescados y productos lácteos.

Alimentos para evitar

Si estás siguiendo este tipo de dieta deberías evitar comer alimentos que contengan altas cantidades de componentes de fitoestrógenos, o que hayan sido tratados con hormonas. Éstos incluyen todo tipo de carnes, aves y pescado que no hayan sido capturados en la naturaleza, alimentos de soja, edulcorantes artificiales, productos de trigo, como pan de trigo integral y pastas, aceite de oliva, legumbres como garbanzos, frijoles rojos y negros, ciertas frutas como las manzanas, granadas y cerezas, y hortalizas como la zanahoria, la berenjena, las patatas y los guisantes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles