Dieta para el síndrome de Cushing

Escrito por lisa weber | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dieta para el síndrome de Cushing
Deberás realizar un cambio en la dieta como parte del tratamiento del síndrome de Cushing. (doctor image by JASON WINTER from Fotolia.com)

El síndrome de Cushing es un trastorno raro del metabolismo que afecta a cerca de 15 en 1 millón de personas. Generalmente está causado por tomar un medicamento de cortisona en forma oral, generalmente prednisona, durante un período de tiempo prolongado, que resulta en la acumulación excesiva de una hormona esteroide llamada cortisol en el torrente sanguíneo. Los síntomas incluyen un aumento repentino de peso, particularmente en la zona abdominal, debilidad muscular, hematomas y alta presión sanguínea. Debido a que este síndrome cambiará el uso y la necesidad de sodio, grasas, azúcares y calcio en el organismo, deberás introducir cambios dietéticos como parte de tu plan de tratamiento.

Otras personas están leyendo

Mantén una dieta balanceada

Una variedad diaria de alimentos saludables, enfocada en las frutas, verduras, granos integrales y baja cantidad de grasa, ayudará a minimizar el aumento de peso asociado con el síndrome de Cushing. Dependiendo de las necesidades individuales, tu médico puede recomendarte una dieta baja en colesterol y en grasas. Debido a que esta afección puede provocar cambios en los niveles de azúcar en la sangre, también deberás trabajar junto a un nutricionista para que te ayude a elegir los mejores alimentos para controlar estos niveles. También puede ayudarte a controlarlos comer cierta cantidad de alimentos en horas específicas del día.

Enfócate en las proteínas

Comer alimentos altos en proteínas te ayudará a prevenir la pérdida muscular y ósea causada por los altos niveles de cortisol en el organismo. Estas comidas incluyen carnes magras como el pollo y el pescado, así como frijoles, productos lácteos y legumbres.

Calcio

Los pacientes con síndrome de Cushing tienden a desarrollar una descalcificación en los huesos por lo que se necesita calcio adicional para minimizar el daño y evitar la osteoporosis. Estos alimentos incluyen la leche, el queso, los frijoles negros, la espinaca y las almendras.

Limita la cantidad de sodio

Limitar la cantidad de sodio o sal que consumes te ayudará a mantener la presión sanguínea bajo control. Una dieta baja en sodio también te ayudará a prevenir el edema o la hinchazón generalmente asociada con el síndrome de Cushing. Evita los alimentos altamente procesados y con gran cantidad de sal como las papas fritas, las galletas saladas y las ensaladas preparadas; no añadas sal a los alimentos que ya están preparados.

Dile no a la cafeína

La cafeína es particularmente peligrosa para los pacientes con el síndrome de Cushing porque estimula la glándula pituitaria, elevando aún más los niveles de cortisol. Por lo tanto, es importante evitar alimentos y bebidas que contienen cafeína, incluyendo el café, el té, los refrescos y el chocolate. En su lugar, bebe agua, té de hierbas y jugos de frutas, ya que incluso los bajos niveles presentes en el café y los tés etiquetados como descafeinados pueden aumentar los síntomas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles