Dieta para el sobrecrecimiento bacteriano en los intestinos

Escrito por andrea johnson | Traducido por marcela carniglia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dieta para el sobrecrecimiento bacteriano en los intestinos
Aumentar el tiempo entre comidas mejora los síntomas del sobrecrecimiento bacteriano. (bacteria, image by chrisharvey from Fotolia.com)

SIBO, también conocida como el sobrecrecimiento de pequeñas bacterias en el intestino, es una condición de salud donde hay un exceso de bacterias en el medio ambiente del intestino delgado. El intestino delgado tiene normalmente una menor cantidad de bacterias que el colon. Algunas de las bacterias presentes son importantes, ya que ayudan a la digestión y mejoran las funciones inmunitarias. Demasiadas bacterias causan gases, hinchazón abdominal, dolor abdominal, malabsorción y malnutrición.

Otras personas están leyendo

Refrigerio

Los intestinos sufren lo que se denomina una ola de limpieza cada 90 a 120 minutos durante el ayuno lo cual elimina los desechos del intestino delgado. Cuando estás comiendo, este mecanismo se desactiva. Esta es la razón por la que es una buena idea dejar de tomar refrigerios entre las comidas si tienes un sobrecrecimiento de bacterias en el intestino delgado, explica Mark Pimentel, M. D. autor de Una nueva solución IBS. Esto deja a los intestinos descansar permitiendo que la ola de limpieza elimine el exceso de bacterias y residuos. Dietista de hoy recomienda de 3 a 5 horas entre comidas.

Dieta baja en FODMAP

FODMAPs representa un grupo de carbohidratos fermentables conocidos como fructanos, oligosacáridos, monosacáridos y disacáridos, polioles. Dietista de hoy informa que una dieta baja en FODMAPs es importante para que mueran los microbios del intestino delgado. Esto incluye leche cortada, yogur, quesos, manzanas, peras, melocotones, mangos, sandía, leche de coco, frutos secos, jugos de fruta, agave, miel, jarabe de maíz rico en fructosa, alcachofas, espárragos, coles de Bruselas, brócoli, cebollas, lechuga radicchio, chalotes, brócoli, guisantes, trigo, centeno, garbanzos, lentejas, alubias y productos de soja. Los alimentos que están bien son los productos lácteos libres de lactosa, sorbete, plátanos maduros, arándanos, pomelo, uvas, mielada, limones, limas, fruta de la pasión, frambuesas, fresas, frijoles verdes, tomates, patatas, espinacas, ajo macerado en aceite, pan libre de gluten, arroz, maíz, pasteles de arroz, patata y tortillas, plátanos, arándanos, pomelo, uvas, mielada, kiwi, limones, limas, naranjas, fruta de la pasión y frambuesas.

Splenda

Splenda es un edulcorante artificial usado para endulzar bebidas y alimentos. Splenda es el nombre de la marca de la sucralosa y se obtiene del azúcar. Debería ser eliminado de tu dieta, ya que reduce las bacterias intestinales beneficiosas en las ratas, explica un estudio en la Revista de Toxicología y Salud Ambiental en 2008. Tu cuerpo necesita de estas bacterias beneficiosas para estimular constantemente una flora intestinal sana y para evitar una proliferación excesiva de bacterias patógenas en el intestino. Los edulcorantes, como el sorbitol, manitol, xilitol, maltitol y isomaltosa también deberían ser excluidos. Los edulcorantes que están bien son el jarabe de arce, glucosa, asparatamo y el azúcar, según Dietista de hoy.

Vitaminas solubles en grasa y B-12

Para que se produzca la curación del sobrecrecimiento de las bacterias del intestino delgado, puede que necesites vitaminas liposolubles y B-12. La malabsorción de la grasa puede ocurrir debido a que los microbios que metabolizan las sales biliares hacia el punto en el que se encuentran no pueden ayudar en la digestión de las grasas. Además, si padeces de malabsorción de grasa, luego la diarrea puede ocurrir provocando una deficiencia de vitaminas solubles en grasa A, D y E. Las bacterias anaeróbicas se alimentan de la B-12 en el intestino delgado lo cual resulta en niveles bajos de B-12, según un estudio realizado en julio de 2003 por el diario Gastroenterología práctica. Las fuentes de vitamina B12 y de vitaminas liposolubles necesitan ser incluidas en una dieta para el sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado. Ejemplos de alimentos incluyen las zanahorias, calabaza, albaricoques, verduras de hoja verde oscura, leche fortificada con vitamina D, champiñones, aceite de hígado de bacalao, aceite vegetal, germen de trigo, frutos secos, cereales para el desayuno, carne vacuna y salmón.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles