Dieta para tratar la alergia a la fructosa

Escrito por tammy quinn mckillip Google | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dieta para tratar la alergia a la fructosa
(closeup of strawberry image by AGphotographer from Fotolia.com)

La intolerancia a la fructosa se conoce erróneamente como "alergia a la fructosa". Sin importar como lo llames, la condición se caracteriza por la incapacidad del cuerpo para absorber o descomponer la fructosa durante la digestión. Debido a que la fructosa se ​​utiliza como edulcorante en alimentos procesados​​, además de estar presente en la mayoría de las frutas, es muy importante leer las etiquetas cuidadosamente y evitar los cítricos y algunas otras frutas.

Otras personas están leyendo

Síntomas de la intoleranci a la fructosa

Los signos de que puedes ser intolerante a la fructosa incluyen nerviosismo, temblores, sudoración, sensación de mareo, colon irritable, cólicos, náuseas, distensión abdominal, diarrea y gases alrededor de 30 minutos a dos horas después de comer. La gravedad de los síntomas dependerá de qué tanto tu cuerpo es intolerante a la fructosa, así como de la cantidad de fructosa que hayas consumido. Tu médico puede diagnosticar la intolerancia a la fructosa, con una prueba de aliento para los controles de hidrógeno.

Evitar la fructosa

Consumir una dieta baja en azúcar es tu mejor defensa contra los síntomas de la intolerancia a la fructosa. Evita las frutas frescas o secas y jugos de frutas, vino blanco, refrescos, miel, alcohol y cualquier alimento o bebida que tenga entre sus ingredientes alta fructosa como endulzante. Mantén un diario de alimentos para entender mejor los efectos de cantidades limitadas de fructosa tienen en tu cuerpo. Puedes ser capaz de absorber pequeñas cantidades a la vez, a fin de mantener un seguimiento de cómo te sientes después de comer productos que contienen fructosa.

Alimentos que contienen fructosa

La mayoría de los alimentos procesados ​​contienen al menos un poco de fructosa, por lo que debes apegarte a una dieta completamente natural tanto como te sea posible, come verduras frescas, carnes bajas en grasa, quesos y cereales. Muchos productos enlatados contienen fructosa, así como los postres, bebidas y salsas envasadas, galletas congeladas y los saborizantes. Dile a tu farmacéutico acerca de tu intolerancia antes de recibir los medicamentos, que pueden contener el ingrediente. Harinas integrales, patatas nuevas y muchas verduras bajas en almidón contienen altas cantidades de fructosa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles