Los diez proyectos más populares para la feria de ciencias

Escrito por alan valdez | Traducido por rubén moreno
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los diez proyectos más populares para la feria de ciencias
Un buen proyecto de feria científica saca a la ciencia de los libros y la coloca en experimentos divertidos e interesantes. (little einstein 21 image by Paul Moore from Fotolia.com)

Algunos proyectos científicos escolares se vuelven clásicos de las ferias científicas porque son sencillos de elaborar pero interesantes, informativos y, sobre todo, divertidos. Aquí encontrarás algunos proyectos populares para una feria científica que generarán un buen retorno de la inversión.

Otras personas están leyendo

Volcán de bicarbonato de sodio y vinagre

Este proyecto clásico utiliza bicarbonato, vinagre y un colorante rojo artificial para simular una erupción volcánica. Puedes construir el volcán con arcilla o plastilina. Busca hacer el modelo lo más realista posible, con una cámara de lava, un conducto y un cráter. Cuando estés listo, mezcla una taza de vinagre y una o dos cucharadas de bicarbonato para crear un flujo espumoso de lava.

Fuente de Mentos y gaseosa

Este experimento es muy sencillo de realizar y es tan divertido que ha aparecido en la televisión y muchos videos en Internet. Cuando dejas caer un paquete de Mentos en una botella de gaseosa de dos litros, las burbujas de dióxido de carbono se acumularán en la superficie de los dulces y crecerán mientras se disuelve el dulce. Esto crea un géiser casi instantáneamente. Llegará a una altura de seis pies (1,8 metros) así que quizá quieras hacer este experimento en exteriores. Igualmente, quizá quieras sustituir la gaseosa regular por gaseosa de dieta para evitar la textura pegajosa.

Tinta invisible

Existen muchas sustancias distintas que pueden servir para elaborar una tinta invisible. Una de las más conocidas es el jugo de limón. El jugo de un limón o dos puede ser suficiente: solamente necesitas lo suficiente para humedecer una pequeña brocha con la que escribirás tu mensaje secreto. La tinta invisible puede ser vista calentándola cuidadosamente sobre una llama durante algunos segundos. Para una mezcla un poco más "científica" puedes utilizar tabletas de sulfato de quinina para preparar una tinta que únicamente será visible bajo la luz ultravioleta. El sulfato de quinina se utiliza para el tratamiento de la malaria y puede conseguirse fácilmente en Internet.

Generación de cristales

Existen muchas técnicas distintas para divertirse con los cristales. Uno de los métodos más coloridos involucra colocar sales metálicas como el cloruro de calcio, el nitrato de plomo o el sulfato de cobre en una solución de silicato de sodio, pero estos deberás conseguirlos en el laboratorio de química de la escuela. Si prefieres utilizar materiales más comunes para tus experimentos de crecimiento de cristales, puedes crear una solución tibia saturada con un cristal soluto como sal, azúcar, alumbre o anilina. Sumerge un pedazo de cuerda en ella y espera a que se enfríe. Las partículas en la solución se colocarán alrededor de la superficie de la cuerda y crearán pequeños cristales. Después de unos pocos días tendrás hermosas formaciones cristalinas.

Batería vegetal

Los vegetales no tienen electricidad por sí mismos, pero tienen electrolitos que pueden transportar una corriente cuando se colocan entre dos metales diferentes. La versión clásica de este experimento involucra limón, un clavo galvanizado y una moneda de cobre conectada a un pequeño bombillo o una luz LED, pero puedes experimentar con diferentes vegetales y diferentes metales y registrar los resultados. Si quieres hacer tus resultados más precisos (y con una vista más "científica") puedes utilizar un multímetro para medir el voltaje producido con precisión.

Energía eólica

Las energías sustentables están de moda en estos días y puedes construir varios experimentos en torno a la generación de energía a partir del viento. El rotor de una turbina funciona bajo los mismos principios de un sencillo rehilete, así que puedes comprar o hacer algunos de diferentes tamaños y diferente número de aspas e investigar qué es lo que los hace ir más lento o más rápido. Si utilizas un ventilador eléctrico o una secadora de cabello también puedes poner a prueba los diferentes diseños y materiales para ver si algunos se acoplan a las altas velocidades del viento mejor que los otros.

Electrólisis del agua

El hidrógeno es otra fuente potencial de energía sustentable y fácilmente puedes generarla desintegrando el agua en sus elementos básicos a través de una corriente eléctrica. Toma una batería grande (9 volts o más), conecta cables a sus extremos y sumérgelos en agua salada. Verás la formación de burbujas alrededor de las puntas de los cables en tanto el agua se separa en oxígeno e hidrógeno. Intenta utilizar diferentes materiales para los electrodos (clavos o el grafito de un lápiz) y diferentes combinaciones con el agua (como vinagre o agua destilada) para lograr un proceso más eficiente y generar más burbujas.

Ciencia de las plantas

Coloca algunos frijoles en un frasco de vidrio lleno con algodón húmedo. En pocos días germinarán, dándote el material para algunos experimentos botánicos: ¿Puedes hacer que los brotes crezcan más rápidamente si los colocas en la luz solar directa? ¿Qué sucede con la luz eléctrica? ¿Qué sucede si dejas a uno en la sombra y si a otro le pulverizas una tableta de vitaminas en el agua? Puedes utilizar una regla y mantener un registro del crecimiento de los brotes bajo diferentes condiciones.

Campos magnéticos

Puedes crear bellos patrones colocando un imán en una hoja blanca de papel y esparciendo algunas virutas de fierro alrededor. Las virutas marcarán las líneas invisibles formadas por los campos magnéticos y puedes usar esto para comparar el poder y características de diferentes imanes. Puedes repetir este experimento utilizando diferentes imanes uno cerca de otro para ver la interacción de los campos, pero deberás adherirlos a la mesa o se atraerán uno al otro.

Deterioro de los dientes

Otro experimento clásico: mide el efecto que tiene en un diente la inmersión en diferentes líquidos. Coloca un diente en un vaso de agua, otro en un vaso de refresco y otro en un vaso de vinagre, además de cualquier otro líquido que te imagines y déjalos por algunos días, manteniendo un registro con los efectos del líquido en el esmalte. Si no tienes suficientes dientes, puedes utilizar conchas, que tienen una composición similar. Después de esto, nunca olvidarás lavarte los dientes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles