DESCUBRIR
×

Diez recetas con quinoa

La quinoa, cereal con múltiples propiedades.
Getty Images

Introducción

Originaria de países andinos como Perú, Bolivia y Ecuador, la quinoa es considerada el trigo de los Incas. Esta civilización practicó su cultivo y se alimentó en base a ella. Se trata de un cereal con múltiples propiedades: alto contenido proteico, hierro, magnesio y ácidos grasos insaturados. Además, no posee gluten ni colesterol, y es utilizada en platos dulces y salados. Para cocinar la quinoa sólo hay que hervirla durante 15 o 20 minutos sin sal y asegurarse de que esté al dente. Es indispensable lavarla primero debajo del chorro de agua fría para quitarle una sustancia llamada saponina.

Hamburguesas de quinoa.
Charlotte Lake/iStock/Getty Images

Hamburguesas de quinoa

Para obtener seis medallones se deben mezclar 150 gramos de quinoa hervida con 150 gramos de harina de quinoa, cuatro yemas, cebolla de verdeo picada y sal y pimienta a gusto. Luego hay que batir a punto nieve las cuatro claras sobrantes e incorporar a la pasta anterior con movimientos envolventes. Con la mezcla, hacer albóndigas del tamaño de la palma de una mano, luego aplastarlas para darle la forma a la hamburguesa y pasar por pan rallado. Los medallones pueden cocinarse en la sartén o en el horno.

Quinoa y calabaza, excelente combinación.
Margaret Edwards/iStock/Getty Images

Risotto de quinoa y calabaza

Para reemplazar el clásico arroz blanco en el risotto, la quinoa es ideal. Tendrás que mezclar una taza de este cereal hervido con dos cebollas doradas y picadas muy pequeñas. Luego se agrega la calabaza hecha puré y se mezcla bien todo con queso rallado y nuez moscada. Se pueden agregar nueces o almendras en el plato. Es importante servirlo en el momento; si se guarda se pegotea y es difícil volver a calentarlo. Rinde cuatro porciones.

Pollo salteado con quinoa.
Lauri Patterson/iStock/Getty Images

Pollo con quinoa y vegetales

En este caso la quinoa se hierve con caldo de verduras en lugar de agua sola, para que tome sabor. Aparte, en una sarten, se saltea media cebolla con un diente de ajo picado y se le agregan dos pechugas de pollo cortadas en tiras. Cuando todo está dorado se reserva la mezcla. Nuevamente en la sarten se saltea un tomate sin piel cortado en cubitos con un zucchini. Cuando los vegetales están cocidos se agrega el pollo salteado junto a la quinoa caliente y algunas hojas de albahaca fresca y queso rallado. Rinde cuatro porciones.

Opción para carnívoros
A_Lein/iStock/Getty Images

Lomo de cerdo con quinoa

Si adoras las carnes, puedes probar esta opción facilísima. Para este plato hay que saltear cuatro lomitos finos de cerdo cortados en cubos en un wok o una sartén justo a zanahorias cortadas en rodajas, apio picado, ajo picado y morrón verde y rojo. Cuando la carne esté a medio cocer se incorporan algunos tomates cherry y hojas de estragón para dar sabor. El paso siguiente es mezclar la quinoa con cebollas (si deseas darle un sabor agridulce, pueden ser acarameladas) y salar la preparación a gusto. ¡La mesa está servida!

MyPlate

¡Ya llegó MyPlate!

¡Ahora puedes cuidar de tu figura sin estresarte en el intento! Con MyPlate, la nueva aplicación de Livestrong.com, puedes establecer un objetivo de calorías diarias y verificar si lo has cumplido registrando los alimentos que consumes y la actividad física que realizas. La aplicación cuenta con una extensa base de datos de diversos alimentos y ejercicios que te permitirá crear un registro detallado de tu día a día y así ver tu evolución. Encuentra en MyPlate la herramienta ideal para tener la vida equilibrada y saludable que buscas. ¡Descárgala ahora y deja que MyPlate se encargue de todo! *Sólo disponible para iOS.

Sopa de vegetales y quinoa.
Heike Rau/iStock/Getty Images

Sopa de quinoa y verduras

Este plato es un clásico en países como Perú y Bolivia, donde por las noches suele descender la temperatura notablemente. Para prepararlo debes colocar una olla con agua y un cubito de caldo de verduras y hervir allí zanahorias, zapallo, cebolla, apio y choclo. La quinoa se hierve en una olla aparte y se agrega cuando los vegetales están listos, ya que tienen distintos tiempos de cocción. Para que la sopa tome más sabor es recomendable dejarla reposar antes de comerla.

Flan de quinoa.
DAJ/amana images/Getty Images

Flan de quinoa

La quinoa también es utilizada en platos dulces. Para obtener un flan deberás hervir 200 gramos de quinoa y pasarla por la procesadora. Luego, se mezcla con cuatro huevos batidos, 200 gramos de azúcar, 500 cc de leche, ralladura de un limón y esencia de vainilla y se pasa a un molde acaramelado de 20 centímetros de diámetro. La preparación se lleva a baño maría en horno bajo durante una hora hasta que toma consistencia. Se retira el flan de horno, se deja enfriar y se desmolda. Si deseas puedes ponerle crema o dulce de leche.

Galletitas de quinoa.
AlenaKogotkova/iStock/Getty Images

Cookies de quinoa

En media hora tendrás listas unas deliciosas y saludables galletas para la merienda. Para obtener de una a dos docenas, debes mezclar una taza de quinoa cocida con una taza de copos de avena, media taza de manteca, dos cucharadas de miel, un huevo, media cucharadita de sal y un poco de esencia de vainilla. Cuando la preparación está homogénea se añade una taza de pepitas de chocolate. Luego, con el horno precalentado, en una bandeja se vierten cucharaditas de la mezcla, de forma redondeada, separadas por algunos centímetros. Se hornean durante 20 a 30 minutos o hasta que estén apenas doradas.

Tarta de quinoa con manzanas.
AlenaKogotkova/iStock/Getty Images

Budín de quinoa y manzana

Se deben hornear tres manzanas verdes hasta que estén tiernas, luego pelarlas, quitarles el centro y hacer un puré. Aparte, en una olla, hay que calentar el puré, agregar una cucharada de almidón de maíz disuelto en un poco de agua y cocinar durante dos minutos. Cuando la preparación aun esté tibia, debes incluir tres tazas de quinoa cocida, algunas cucharadas de miel y unas gotas de esencia de vainilla. La mezcla se vuelca en una budinera forrada con papel film. Antes de desmoldarla debe ser enfriada en heladera durante aproximadamente seis horas.

Torta de chocolate con harina de quinoa.
Chiociolla/iStock/Getty Images

Torta de chocolate con harina de quinoa

En este caso no se utiliza la quinoa hervida, sino la harina de quinoa. Se diluyen 100 gramos de chocolate amargo a baño maría. Luego se mezcla en un bol un yogurt de vainilla con media taza de azúcar integral. A eso se añaden dos tazas de harina de trigo, una taza de harina de quinoa, un cuadradito de levadura disuelto, media taza de aceite de oliva y cuatro yemas de huevos. La mezcla se divide en dos bols diferentes. A uno de ellos se le agrega el chocolate previamente disuelto, al otro, 100 gramos de coco rallado. Aparte, se baten las cuatro claras restantes y se le agrega la mitad a cada mezcla. Las preparaciones se vierten en un molde enmantecado y enharinado previamente y se cocinan en el horno durante unos 40 minutos.

Una nutritiva opción para el desayuno.
MariaShumova/iStock/Getty Images

Compota con copos de quinoa

La siguiente es una excelente opción para el desayuno o merienda. Debes hervir dos manzanas cortadas en gajos junto con algunas ciruelas sin carozos, con azúcar, clavo de olor y canela. Luego añades los copos de quinoa, que se venden en casas de alimentación saludable y dejas ablandar durante un minuto. La compota se sirve fría o al natural.