La diferencia entre las bombas atómicas y de hidrógeno

Escrito por james price | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La diferencia entre las bombas atómicas y de hidrógeno
Las detonaciones de armas nucleares se reconocen fácilmente por la nube en forma de hongo que se crea en la zona cero. (Digital Vision./Photodisc/Getty Images)

Desde la primera detonación exitosa de un dispositivo nuclear en Nuevo México en julio de 1945, los países de todo el mundo han trabajado para crear armas más potentes que las que se conocían previamente.

Otras personas están leyendo

Historia de la bomba atómica

La bomba atómica fue desarrollada por primera vez por Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. El programa diseñado para crear el arma fue conocido como el Proyecto Manhattan, y la investigación sobre la creación del arma se realizó en todo el país. El programa fue iniciado originalmente por el grupo de científicos más destacados del mundo, entre ellos Albert Einstein, quien escribió una carta al presidente Roosevelt que detallaba que Alemania estaba tratando de crear el misma elemento. Menos de un mes después de la primera prueba exitosa en Nuevo México en julio de 1945, Estados Unidos lanzó dos de estas bombas sobre Japón, las bombas fueron apodadas "Fat Man" y "Little Boy".

Historia de la bomba de hidrógeno

Aunque el desarrollo de la primera bomba de hidrógeno no comenzó hasta 1950, la idea de este tipo de armas fue sugerido por primera vez por Edward Teller en 1942. Originalmente, el desarrollo de la bomba no fue aprobado debido a la falta de objetivos suficientes para un arma tan poderosa, y que no hubo provocación para crear un arma más poderosa que la que el país ya tenía. No fue hasta que la Unión Soviética detonó su primera bomba nuclear con éxito que el presidente Truman aprobó el desarrollo. Estados Unidos completó la primera prueba con éxito en 1952, alcanzando 10,4 megatones. Menos de un año después, la Unión Soviética detonó la primera bomba arrojable.

Bomba atómica: cómo funciona

La bomba atómica se basa en la fisión nuclear para lograr su poder destructivo. Contiene ya sea uranio o plutonio enriquecido, y el núcleo del átomo se divide creando una reacción en cadena masiva. La bomba atómica tiene dos métodos principales de disparo, conocidos como el método de implosión y el método de pistola. El método de pistola implica una explosión que fuerza la unión de dos masas de uranio, creando la división. El método de implosión es el más eficiente de los dos, e implica explosiones alrededor de la masa, comprimiendo y modificando su densidad.

Bomba de hidrógeno: cómo funciona

La bomba de hidrógeno se basa en la fusión en y la fisión para lograr su poder. El término real para este tipo de arma es termonuclear; sin embargo, a menudo se conoce como bomba de hidrógeno debido a la dependencia que tiene de la reacción de fusión entre los isótopos de hidrógeno. El diseño utilizado actualmente para esta bomba, conocido como el diseño Teller-Ulam, todavía gana mucha de su energía a partir de una reacción al estilo de la fisión del contenido dentro de la propia arma. A diferencia de una bomba atómica que tiene un límite en cuanto a qué tan poderosa puede ser su reacción, la fusión usada en la bomba de hidrógeno no tiene límite en cuanto a su poder destructivo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles