¿Cuál es la diferencia entre un contrato y una propuesta?

Escrito por laura dos santos | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuál es la diferencia entre un contrato y una propuesta?
Cubre todas tus bases primero con una propuesta y después con un contrato. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Hablar en la jerga de negocios no es negociable si trabajas en un entorno de negocios. Tanto si eres un asistente administrativo o un CEO, conocer la diferencia entre un contrato y una propuesta es crítico. Todos los negocios escriben y piden estos documentos en una forma u otra. Saber lo que son y cuándo enviarlos te ayudará a servir mejor a tus clientes y a hacer negocios con mayor eficiencia.

Otras personas están leyendo

Una propuesta

Una propuesta es un documento presentado al cliente que detalla qué servicios puede proporcionar tu compañía y cómo probar estos productos y cómo se proporcionarán estos servicios. Puede incluir detalles sobre cómo se gestionará el proyecto y cómo se beneficiará el cliente de estos productos o servicios. No hay reglas de cómo escribir una propuesta, a menos que haya sido pedida específicamente en una petición de propuesta (RFP, siglas en inglés). Si tu compañía responde a una RFP, los detalles de lo que debería incluirse en la propuesta estarán en la RFP.

Cuándo enviar una propuesta

Una vez que un cliente exprese interés en tus productos o servicios y evalúes qué productos y servicios necesita, puedes ofrecerte para enviarles una propuesta. Ésta se usa como herramienta de marketing para dirigirse hacia una venta. La propuesta da al cliente una idea de lo que eres capaz de hacer y hacia dónde apunta tu precio. Si el cliente vacila para aceptar una propuesta, reitera que no es legalmente vinculante (simplemente es una muestra de lo que puedes hacer por tus clientes).

Un contrato

Una vez firmado, un contrato es un documento legalmente vinculante que compromete al comprador y al vendedor a una transacción de negocios. Cuando los pedidos son sensibles al tiempo, el proveedor de servicio puede necesitar empezar a trabajar en un proyecto antes de recibir el pago. Un contrato asegura que el comprador es legalmente responsable del pago de los productos y los servicios que vende el proveedor. Los contratos deberían incluir el balance final, así como los términos y las condiciones de la compra. La mayor parte de la información de la propuesta debería ir en el contrato. Sin embargo, éste incluirá una línea de firma para el consentimiento del comprador. Debido a que un contrato es legalmente vinculante, es inteligente que lo elabore o lo revise un abogado.

Cuándo enviar un contrato

Un contrato debería ser elaborado por la parte que vende el producto. Los contratos se pueden revisar antes de firmar y, dependiendo de los términos, incluso después de firmar. En la mayoría de los casos, los cambios después de la firma sólo se permiten si el cliente añade productos y servicios al contrato. Una compañía nunca debería empezar a trabajar en un proyecto hasta haber firmado un contrato.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles