¿Cuál es la diferencia entre edición y revisión?

Escrito por erika sanders | Traducido por jaime alvarez
¿Cuál es la diferencia entre edición y revisión?
Ten cuidado de enamorarte con tu trabajo, ya que puede cegarte a lo que necesita una revisión. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Escribir es un proceso de varias etapas. Desde el estallido inicial de inspiración hasta poner los toques finales en el producto final, debes estar dispuesto a modificar lo que has escrito para hacer tu escritura lo más fuerte posible. La revisión y la edición son parte importante del proceso de escritura si se hacen en el momento adecuado y entendidas correctamente. Ambas harán tu escritura más comprensible y clara.

Revisión

Como escritor, la revisión es un proceso que emprendes para revisar un escrito para ver si se logra conceptualmente lo que quieres expresar. Durante la revisión, puedes cambiar o modificar una declaración de la tesis (en la escritura de no ficción), añadir o eliminar un personaje o una escena (en la ficción) o reestructurar párrafos o capítulos para contar mejor la historia o hacer un argumento. La revisión es un proceso a nivel macro, lo que significa que revisas tu texto como un todo para ver lo que funciona y lo que necesita ser reescrito para darle fuerza, claridad y una mayor participación del lector. Puedes hacer mucha reescritura durante el proceso de revisión, incluyendo eliminar sectores enteros de tu borrador a medida que refinas las ideas y encuentras formas más efectivas de comunicarse con tus lectores.

Edición

La edición de una pieza de escritura es a menudo una de las etapas finales para completar un trabajo. Editar un texto es corregir la ortografía, puntuación y gramática. A menudo combinada con la corrección, la edición pretende pulir un texto para que esté listo y aceptable para la presentación y publicación.

Cuándo editar y revisar

La edición y la revisión tendrán lugar en diferentes momentos en el proceso de escritura, pero ambos ocurren después de completar un primer borrador. Los primeros borradores se destinan a permitir que consigas poner tus ideas sobre el papel sin centrarte en si son pulidas o completamente formadas. A menudo, al escribir un primer borrador, la historia o el argumento cambia, se expande y se somete a otros refinamientos. Una vez que tengas un primer borrador, puedes comenzar el proceso de revisión, analizando la coherencia, eficacia, tono, voz y precisión de tu borrador. El proceso de revisión podría dar lugar a uno o varios borradores posteriores. Cuando sientes que tienes un texto terminado, inicia el proceso de edición para librarlo de errores gramaticales, de ortografía y puntuación.

Consejos

Deja de lado el primer borrador por unas pocas horas o unos pocos días. Cuando regreses a él, es muy probable que veas las debilidades que antes no eran evidentes. Pregunta a los lectores de confianza para que miren tu primer borrador. Puedes utilizar comentarios y preguntas de los lectores para ayudar a guiar el proceso de revisión. Por ejemplo, si los lectores se confunden en un determinado punto o no entienden la motivación de un personaje, puedes comenzar tu revisión en esas áreas. Trata de leer tu trabajo en voz alta a ti mismo o a otros. Esto debería ayudar tanto con la revisión como con la edición, ya que al leer tu trabajo en voz alta es más probable detectar errores.