Diferencia entre FDI e inversión de cartera

Escrito por eliah sekirin | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diferencia entre FDI e inversión de cartera
Una inversión extranjera directa y una inversión de cartera ayudan a los países en desarrollo a mejorar la productividad de la inversión y a elevar el nivel de vida de sus habitantes. (shipping image by Helena Kiyan from Fotolia.com)

Las inversiones extranjeras pueden ser de dos tipos. La primera es cuando una empresa o un individuo adquiere otra empresa con la totalidad o con una parte muy importante del control de sus operaciones. Esta inversión se denomina Inversión Extranjera Directa (FDI, por sus siglas en inglés).

El otro tipo de inversión se denomina inversión de cartera. En este tipo de inversión, los inversores compran acciones de varias empresas con el objetivo de no aumentar el control de gestión, sino para construir una cartera de inversiones.

Otras personas están leyendo

Propósitos

Los efectos de la FDI y las inversiones de cartera son diferentes.

La FDI permite a los inversores poder participar activamente en su inversión. Los inversores no sólo pueden tomar decisiones estratégicas como lo que su subsidiaria en el extranjero producirá, en qué cantidades y para quién, sino que también están implicados en cuestiones operativas como control de costos, recursos humanos y el cumplimiento normativo. Los inversores pueden estar motivados por razones diferentes, incluyendo la mejora de las operaciones de sus negocios existentes y seguir de cerca y proteger sus inversiones.

Los inversores que deciden poner su dinero en carteras persiguen objetivos diferentes. Quieren diversificar el riesgo, sin la necesidad de aprender acerca de cómo ejecutar diferentes negocios.

Inversionistas

Los individuos y las empresas que realicen inversiones de FDI y de cartera suelen ser inversores muy diferentes.

Los inversionistas de FDI son a menudo las grandes empresas multinacionales, las organizaciones sociales (ONG), organizaciones gubernamentales o cuasi gubernamentales (por ejemplo, USAID) y los capitalistas de riesgo. Éstos entran en asociaciones con empresas locales, establecen filiales o hacen adquisiciones de empresas extranjeras.

Los inversionistas de cartera invierten en fondos de inversión, fondos de cobertura, fondos de pensiones y en otros inversores que deseen diversificar sus inversiones y no se involucran en el día a día de las empresas en que compran.

Riesgos

Los riesgos asociados con la FDI y la inversión de cartera principalmente son el riesgo país y el riesgo de cambio de divisas. El riesgo país incluye la inestabilidad política y económica (revoluciones, nacionalización, subidas de impuestos), y la corrupción. El riesgo de cambio de divisas se produce cuando el tipo de cambio del país en que se ha invertido se mueve con fuerza frente al tipo de cambio del país de origen.

Es necesario tener en cuenta que incluso si las inversiones (tanto la FDI como la inversión de cartera) están denominadas en la moneda del país de origen (por ejemplo, dólares estadounidenses), los inversores todavía tienen el riesgo de tipo de cambio, hasta cierto punto, porque los flujos de efectivo que sus inversiones generen se deberán convertir en la moneda nacional y si el tipo de cambio se ha movido sustancialmente, la rentabilidad se verá afectada.

La inversión de cartera, sin embargo, tiene un riesgo adicional, los conflictos de intereses entre los inversores de cartera y los inversores de control. El inversor que tenga una cuota bastante grande de una empresa puede designar la dirección de la empresa que, en consecuencia, seguirá sus intereses vigorosamente, a veces incluso actuando en detrimento de las minorías, es decir, los inversores de cartera.

Retornos

Los retornos de las inversiones de cartera y de FDI están en línea con los retornos promedios en el país en el que se invierten. Sin embargo, las inversiones de cartera son más líquidas, lo que normalmente conduce a mayores valuaciones. Pero, por otra parte, la FDI no sufre de ser una inversión minoritaria, que debe dar la llamada prima de control. A fin de cuentas, sin embargo, la inversión extranjera directa y la inversión de cartera tienen rendimientos similares.

Impacto macroeconómico

La inversión de cartera es mucho más volátil que la FDI. En períodos de crisis, las inversiones extranjeras de cartera son las primeros en salir del país, ejerciendo una presión a la baja sobre el tipo de cambio interno, a menudo causando la depreciación de la moneda del país del que se retiran.

La razón subyacente es que el mercado de las inversiones de cartera es mucho más líquida, haciéndola más fácil de sacarla de un país (a menos que el país en cuestión presente los controles de capital, que no es bueno para su reputación).

Debido a esto, la FDI es una fuente preferida de capital, especialmente para los países en desarrollo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles