La diferencia de los fideicomisos públicos y privados

Escrito por jade blue | Traducido por sara serna
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La diferencia de los fideicomisos públicos y privados
Los fideicomisos pueden ser establecidos para los familiares u organizaciones de caridad. (Pixland/Pixland/Getty Images)

La diferencia en los fideicomisos públicos y privados incluye beneficiarios. Los fideicomisos se forman cuando una de las partes, llamada fideicomitente, da los activos a un tercero llamado fideicomisario. Los activos se invertirán para un tercero llamado beneficiario. Cada fideicomiso está sujeto a diferentes obligaciones fiscales y los diferentes tipos de medidas necesarias para la disolución.

Otras personas están leyendo

Beneficiarios

Una diferencia evidente en los fideicomisos públicos y privados incluye quien se beneficiarán de ellos. Fideicomisos privados se crean específicamente para el beneficio de uno o más individuos predeterminados. Los padres crean fideicomisos privados para sus hijos para asegurar la estabilidad financiera una vez que alcanzan la edad adulta. Los Fideicomisos públicos están diseñados para beneficiar a personas desconocidas el apoyo de un grupo o de la organización de interés para el fideicomitente. Fideicomisos públicos se desarrollan habitualmente para organizaciones benéficas religiosas u organizaciones de artes escénicas.

Situación Fiscal

De acuerdo con los planificadores de bienes, los activos del fideicomiso privado están sujetos a impuestos. Cuando los beneficiarios reciben sus activos, la documentación debe ser presentada ante el Servicio de Impuestos Internos para la determinación del impuesto adecuado. Los Fideicomisos públicos están exentos de impuestos, debido a su condición de donación de caridad. El establecimiento de un fideicomiso público proporciona fideicomitentes con un número de créditos fiscales que se aplican a los impuestos sobre la renta personal. Las cantidades de importes de responsabilidad fiscal se reducen al mínimo. Los impuestos sobre las ganancias de capital no evalúan las propiedades incluidas en una fundación benéfica.

El control

El fideicomitente mantiene el control de los fideicomisos privados. Requisitos únicos se pueden establecer para que los beneficiarios reciban sus activos. La edad, el estado civil, los tiempos de distribución, la educación o los requisitos de residencia todo puede ser considerado para el desembolso del fideicomiso privado. En los casos de dependencia química conocida, los beneficiarios tendrán que someterse a pruebas frecuentes para recibir fondos. Una junta de fideicomiso pública establece los requisitos de los beneficiarios, con o sin la intervención fideicomitente. Los beneficiarios están sujetos a las necesidades profesionales o religiosas más generalizadas.

Disolución

Los fideicomisos públicos invertidos correctamente benefician a un número infinito de los beneficiarios durante un período de tiempo indeterminado. Cuando los requisitos fiduciarios públicos son imposibles de cumplir, los tribunales pueden transferir los activos del fondo a las organizaciones que cumplen requisitos similares a menos que el fideicomitente especifique la disolución del fideicomiso en tales circunstancias. Existen fideicomisos privados para la longitud de tiempo durante el que el pago o los pagos de los beneficiarios se dispensan. El fideicomiso se disuelve automáticamente una vez que los beneficiarios reciban el pago final.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles