La diferencia entre el laminado en caliente y el acero decapado

Escrito por mo mozuch | Traducido por enrique alejandro bolaños flores
La diferencia entre el laminado en caliente y el acero decapado

La producción de acero es un proceso difícil y peligroso.

Photodisc/Photodisc/Getty Images

El acero comenzó a ser producido en masa en los Estados Unidos para su uso en la construcción de ferrocarriles. La producción masiva del acero ha evolucionado a lo largo de los años, y hay muchos pasos en el proceso de su fabricación. El acero decapado y el acero laminado en caliente no son tipos diferentes de acero, pero siguen diferentes pasos en el proceso de fabricación del acero que se relacionan con la superficie acabada. También hay acero laminado en frío, que es diferente del acero laminado en caliente ya que se procesa a una temperatura baja para evitar la formación de escamas de óxido de hierro.

Otras personas están leyendo

Acero laminado en caliente

El acero laminado en caliente se produce cuando los fabricantes de acero calientan y presionan el metal a través de rodillos industriales que manipulan el metal de acuerdo con ciertas especificaciones. El metal caliente es más maleable, y por lo tanto más fácil de trabajar. Los fabricantes utilizan el laminado en caliente para lograr una superficie, espesor y propiedades mecánicas uniformes. El acero laminado en caliente se utiliza en la producción de los siguientes grados de acero: acero comercial, acero para moldear, acero de calidad estructural y acero de medio/alta resistencia y baja aleación.

Acero laminado en frío

El acero laminado en frío se produce cuando el acero que se ha creado durante el laminado en caliente se deja enfriar antes de que se enrolle a su forma final. El acero laminado en frío está disponible en un menor número de formas y tamaños que los laminados de acero en caliente debido a que la durabilidad del acero se ve afectada cuando se manipula a temperatura ambiente. Cuando el acero se martilla o moldeada a temperatura ambiente se puede endurecer en el lugar de impacto y empieza a agrietarse. A diferencia del acero laminado en caliente, los laminados de acero en frío no requieren de decapado para evitar la oxidación.

Escamas

Las escamas son formaciones que se producen en la superficie del acero calentado cuando el hierro del acero reacciona con el aire y se oxida. Las escamas hacen al acero susceptible a la corrosión acelerada y pueden causar deslizamiento en el equipo de laminación en frío, que se traducen en residuos de fábrica peligrosos. Para eliminarlos, los fabricantes emplean un proceso de dos pasos. Lo primero es el rompimiento de las escamas. El acero se hace pasar a través de una serie de rodillos grandes y pequeños que golpean las escamas. Las escamas comienzan a agrietarse, lo cual es importante para la segunda parte del proceso de eliminación de escamas: decapado.

Acero decapado

Después de que el acero pasa a través de los rodillos de rompimiento de escamas, se vuelve decapado. El acero se sumerge en tres baños separados de ácido clorhídrico de fuerza cada vez mayor, de más débil a más fuerte. La ruptura de escamas es vital para el proceso de decapado, porque las grietas creadas en la escama permiten que estos ácidos penetren más profundamente. El proceso de decapado se puede acelerar aumentando la temperatura del ácido, pero sólo hasta un cierto grado. Si se calienta demasiado se evapora el ácido y forma vapores nocivos. Después del decapado, el acero se enjuaga del ácido y es lubricado con aceite para evitar la oxidación futura.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media