Diferencia entre metales ferrosos y no ferrosos

Escrito por dianne christensen | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diferencia entre metales ferrosos y no ferrosos
La mayoría de los objetos metálicos no son sólo de metal si no que entran dentro las varias subdivisiones de diferentes metales. (Thinkstock Images/Stockbyte/Getty Images)

La mayoría de los objetos metálicos no son sólo de metal si no que entran dentro las varias subdivisiones de diferentes metales. La mayor de estas subdivisiones es la que existe entre los metales ferrosos y no ferrosos. Dado que la composición química de estos metales y compuestos metálicos son diferentes, presentan diferentes propiedades y tienen usos en diversos tipos de aplicaciones.

Otras personas están leyendo

Metales ferrosos

Todos los metales que contengan cualquier cantidad de hierro en su forma básica son considerados un metal ferroso. Debido a esto, el único elemento metálico ferroso en la tabla periódica es el hierro. Muchos metales, tales como el acero, tienen un porcentaje de hierro, lo que significa que es un metal ferroso. Algunos ejemplos de metales ferrosos son el acero inoxidable, acero al carbono y el hierro forjado.

Metales no ferrosos

Los metales no ferrosos son lo contrario de los metales ferrosos y no contienen hierro. Los metales de aleación que están libres de hierro también se consideran no ferrosos. Todos los metales en la tabla periódica, con la excepción del hierro, son no ferrosos. Algunos ejemplos de metales no ferrosos son el aluminio, latón, cobre y el acero de tungsteno.

Propiedades

Los metales ferrosos y no ferrosos difieren en alguna de sus propiedades. Los metales ferrosos poseen una atracción magnética y tiene una gran resistencia a la tracción, ya que pueden llevar a una gran cantidad de tensión. También tienen las propiedades de un metal estándar, tales como la conducción de calor y electricidad, ductilidad, maleabilidad y un aspecto brillante. Los metales ferrosos también tienen la capacidad de la oxidación, que se conoce como corrosión. La oxidación en los metales ferrosos forman un depósito de color marrón rojizo en la superficie y es un óxido de hierro.

Los metales no ferrosos también poseen las mismas propiedades que los metales básicos. Sin embargo, los metales no ferrosos difieren de los metales ferrosos en que por lo general tienen pesos más ligeros, puntos de fusión más altos y son, básicamente, resistentes a la corrosión, ya sea de naturaleza atmosférica o química.

Aplicaciones

Los metales ferrosos se utilizan normalmente en aplicaciones donde la resistencia es el punto focal principal. El hierro fundido se utiliza para muchos propósitos, como en puertas, vallas de jardín, cubiertas de drenaje y sumideros. El acero fundido también se utiliza para muchos propósitos, tales como en herramientas y herrajes decorativos.

Los metales no ferrosos se utilizan en diversas aplicaciones, aprovechando su beneficio. Esta es la razón por la que los metales no ferrosos se utilizan normalmente en entornos industriales. Por ejemplo, ya que los metales no ferrosos tienen un peso más ligero, son beneficiosos en máquinas donde es importante la ligereza. Se suelen utilizar cuando la atracción magnética del hierro puede ser una desventaja. Los metales no ferrosos también son ideales para aplicaciones electrónicas y eléctricas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles