La diferencia entre un monopolio y una empresa en competencia perfecta

Escrito por alphonse lameck | Traducido por enrique pereira vivas
La diferencia entre un monopolio y una empresa en competencia perfecta

La diferencia entre un monopolio y una empresa en competencia perfecta.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Un monopolio se produce cuando una empresa es el único fabricante de un producto o el único vendedor de un servicio. Siendo el único competidor, una empresa monopolista controla todo el suministro en el mercado, ya que no hay competencia. Una empresa en competencia perfecta, sin embargo, no tiene el control del mercado en el que opera, porque hay muchos competidores en el mercado que ofrecen los mismos productos y servicios. Una empresa perfectamente competitiva compite por la participación en el mercado con otras empresas y no puede influir en los precios de mercado. Si una empresa perfectamente competitiva aumenta los precios de sus productos, los consumidores se mueven a las otras empresas en el mercado, ya que ofrecen los mismos productos a un precio más barato.

Otras personas están leyendo

Tamaño y números

Las empresas perfectamente competitivas son de pequeño tamaño en relación con el tamaño del mercado y ninguna de estas empresas controlan el mercado. A las empresas perfectamente competitivas también se les conoce como "tomadores de precios". Una empresa monopolista, por otro lado, es más grande y controla todo el mercado para su industria. Además son "fabricantes de precios" en virtud de su control del mercado.

La naturaleza de los productos

Todas las empresas de los mercados de competencia perfecta fabrican el mismo tipo de producto u ofrecen el mismo tipo de servicio. Esto ofrece un gran número de empresas alternativas que se ocupan de los mismos productos. Por ejemplo, si una empresa que vende jugo de naranja aumenta considerablemente sus precios, los consumidores pueden optar por comprar jugo de naranja producido por otra empresa que vende a un precio más barato. Por el contrario, una empresa monopolista fabrica un producto único donde no hay sustitutos. Un monopolio es, pues, un único vendedor, con una capacidad para regular la oferta y la demanda de su producto.

Entrada y salida del mercado

Las empresas en un mercado perfectamente competitivo tiene la libertad para entrar en el mercado y salir del mismo a su antojo. Pueden compartir e intercambiar información sobre las estructuras de producción y el precio. Lo contrario se aplica a un monopolio: las empresas en mercados monopólicos evitan que los competidores entren en el mercado para mantener su estatus de monopolio. Algunos ejemplos de barreras son la propiedad de vastos recursos, las licencias del gobierno, el alto costo de establecer negocios y tener las patentes. Una empresa monopolista también puede ser excluida de la salida del mercado: si el gobierno considera que el producto de la empresa es necesario para el bien público, el gobierno puede impedir que la empresa salga de ese mercado.

Conocimiento del producto y del servicio

Las empresas perfectamente competitivas tienen acceso a la misma información sobre el mercado. Cada empresa es consciente de los precios aplicados por los competidores y, por lo tanto, no puede aumentar sus precios, ya que tendrá un precio fuera del mercado. Las empresas perfectamente competitivas también acceden a las mismas técnicas de producción y de tecnología, por lo que ninguna empresa es capaz de ofrecer un servicio o producir bienes a un costo considerablemente más barato que otra. Sin embargo, una empresa monopolista tiene un conocimiento exclusivo al que solo dicha empresa tiene acceso. Este tipo de conocimiento o modos de producción se presentan en forma de marcas, patentes y derechos de autor. Estos instrumentos están protegidos por ley, negando así el acceso a otras empresas.

Efectos de las diferencias

CliffsNotes.com indica, "Un monopolista produce menos producción y la vende a un precio más alto que una empresa perfectamente competitiva". Como resultado de esto, los monopolios tienen una mayor probabilidad de ganar superbeneficios extraordinarios, ya que controlan todo el mercado. Las empresas perfectamente competitivas no pueden generar superbeneficios extraordinarios: se abstienen de explotar a sus clientes mediante la fijación de precios altos para disfrutar de unos márgenes de beneficio elevados. Las empresas perfectamente competitivas aumentan sus márgenes de ganancia a través de la eficiencia, minimizando el desperdicio de recursos y controlando los costos.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media