Diferencia entre negligencia e imprudencia

Escrito por robyn lynne schechter | Traducido por leticia albarran
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diferencia entre negligencia e imprudencia
Un accidente automovilístico puede causarse por negligencia o imprudencia. (David De Lossy/Photodisc/Getty Images)

La negligencia y la imprudencia son dos conceptos relacionados, pero diferentes, que se pueden aplicar en un caso civil o penal. Si te representas a ti mismo en una demanda por negligencia, es importante mantener los dos separados, porque cada uno requiere que el demandante lo demuestre y que el acusado descarte los diferentes elementos. Demostrar negligencia requiere probar que el acusado se distrajo en un nivel estándar y aceptable; mientras que demostrar imprudencia es más difícil debido a que el demandante debe probar que el acusado tenía un estado específico mental. La negligencia es a menudo el resultado de un error, mientras que la imprudencia implica a menudo un comportamiento intencional.

Otras personas están leyendo

Negligencia civil

La negligencia es una causa de acción (o demanda) que se alega cuando una persona ha violado un deber de cuidado que impone la ley y que su incumplimiento provoca una lesión (física, emocional o financiera) a otra persona. Para demostrar una negligencia, el demandante debe probar cuatro elementos: (1) que el acusado tenía la obligación legal de cumplir con una norma específica de atención, (2) que el demandado incumplió con su deber de cuidado, (3) el incumplimiento del acusado fue la causa directa e inmediata de la lesión del demandante, y (4) que el demandante sufrió daños. En una demanda civil, el demandante debe probar todos y cada uno de los elementos de negligencia por una preponderancia de la evidencia. Si un demandante no puede establecer cualquier elemento, la demanda no tendrá éxito.

Negligencia criminal

Una persona también puede ser acusada de negligencia criminal bajo el Código Penal del Estado. La negligencia criminal ocurre cuando una persona, a sabiendas, emprende comportamientos de riesgo que causan incumplir el deber de cuidado razonable. Un ejemplo de negligencia criminal es beber y conducir, una persona que está intoxicada es consciente de que conducir en ese estado es peligroso, pero se involucra en conductas de riesgo a pesar del daño potencial que puede causar a los demás. Un fiscal debe probar la negligencia criminal más allá de una duda razonable, y una condena puede resultar en encarcelamiento, una multa, o ambas cosas, pero no requiere que el demandado pague los daños y perjuicios causados directamente a un demandante.

Imprudencia

De manera similar a la negligencia criminal, la imprudencia es el estado mental que debe ser probado en una acción civil con el fin de adjudicar daños punitivos. Estos son añadidos a los daños reales que el demandado debe pagar al demandante lesionado para compensarlo y se utilizan para castigar al acusado y disuadirle de llevar a cabo comportamientos de riesgo en el futuro. El demandante que alega que el acusado fue imprudente debe probar que este entiende y aprecia el riesgo que estaba realizando e intencionalmente involucrarse en la conducta a toda costa del riesgo inherente.

Consejo

Una manera fácil para delinear la diferencia entre la negligencia y la imprudencia es recordar que la primera es una demanda en sí misma, mientras que la segunda es un estado mental que puede ser utilizado en una acción negligente con el fin de obtener daños punitivos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles