¿Cuál es la diferencia entre notas al pie y notas finales en el estilo de escritura de Chicago?

Escrito por jason savage | Traducido por nieves fragola
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuál es la diferencia entre notas al pie y notas finales en el estilo de escritura de Chicago?
El estilo de Chicago es ampliamente utilizado en la investigación y el mundo académico. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Según "The Chicago Manual of Style" (Manual de Estilo de Chicago), la única diferencia formal entre las notas al pie y notas finales es su ubicación en el texto. Las notas al pie figuran en la parte inferior de la página en la que se hizo la referencia, mientras que las notas finales aparecen al final del texto en su conjunto. La elección a menudo se basa simplemente en una cuestión de preferencia. Sin embargo, "The Chicago Manual of Style, 16th Edition" (Manual de Estilo de Chicago, Edición 16) sí especifica los casos en que es apropiado el uso de una sobre la otra, o incluso una combinación de ambas.

Otras personas están leyendo

Una cuestión de preferencia

En la mayoría de los casos, la elección se reduce a una cuestión de preferencias. A algunas personas les agrada tener las notas a disposición en la misma página, mientras que otras prefieren todas en un solo lugar. Si estás escribiendo para un curso de una universidad o colegio que requiere el uso del estilo de Chicago, pregúntale al docente cuál es su preferencia. Si planeas presentar tu escrito a un diario o revista, revisa una edición anterior o consulta a su departamento de edición cuál es su colocación preferida para las notas.

Los pros y los contras de las notas al pie

El argumento más fuerte en favor de las notas al pie es que el lector dispone de ellas con facilidad, mientras que las notas finales obligan al lector a dar vuelta las páginas hasta el final del texto. De acuerdo con el manual de estilo, a fin de preservar el flujo del texto, por lo general deben emplearse notas al pie en lugar de notas finales. Sin embargo, puede resultar difícil integrar en un texto numerosas notas al pie largas sin distorsionar su presentación. En el peor de los escenarios, un "cúmulo de notas" puede ocupar la mayor parte, o incluso la totalidad de una página.

Los pros y los contras de las notas finales

El formato de la nota final es más apropiado para los textos con notas muy extensas, sobre todo si las notas contienen cuadros, tablas, gráficos u otras imágenes. Debe evitarse el uso de notas finales si éstas son muy cortas o repetitivas porque puede frustrar al lector tener que dar vuelta las páginas constantemente. De la misma manera, las notas finales de cualquier longitud obligan al lector a localizar la nota en cuestión, lo que puede perturbar gravemente la lectura del texto.

Uso de ambas

En textos largos con fuentes y notas extensas, es aceptable en el estilo de Chicago separar las notas de citación, que son las notas breves que contienen sólo información de fuentes, de las notas más largas. En este caso, se deben numerar las notas de citación como de costumbre y se las coloca como notas finales. Las notas más largas deberían estar indicadas por símbolos y colocadas como notas al pie. Si bien esto puede contradecir el consejo anterior del manual de usar notas finales para las notas más largas, se hace de esta manera porque la lista de notas finales puede ser bastante larga, por lo que puede resultar poco práctico el uso de símbolos en vez de números secuenciales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles