Diferencia nutricional entre la lechuga iceberg y la romana

Escrito por elise wile Google | Traducido por paula ximena cassiraga
Diferencia nutricional entre la lechuga iceberg y la romana

La lechuga romana es la ganadora en la barra de ensaladas.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Si bien las lechugas iceberg y romana son bajas en calorías, se dividen cuando se trata de contenido nutricional general. Aunque ambas pueden ser alimentos que forman parte de una dieta saludable y diversa, es posible que quieras elegir la romana, si quieres mayores beneficios nutricionales.

Otras personas están leyendo

Información nutricional básica

Si estás controlando tu peso, no importa qué tipo de lechuga elijas, ya que todas son bajas en calorías. La lechuga iceberg provee 10 calorías por 1 porción del tamaño de una taza, mientras que la romana tiene 8 calorías por porción. La mayoría de estas calorías provienen de los aproximados 2 gramos de carbohidratos que ambos tipos proporcionan, aunque la iceberg es ligeramente más alta en carbohidratos. Ambas lechugas son libres de grasa, y proveen menos de 1 gramo de proteínas por porción.

Vitamina A

Una llamativa diferencia nutricional entre ambas lechugas es la cantidad de vitamina A que provee la romana. Una porción del tamaño de una taza te da hasta 4094 IU de vitamina A, o aproximadamente 1/8 de la cantidad diaria recomendada para la mayoría de la gente. Gran parte de este nutriente se encuentra en la forma de betacaroteno que, al combinarlo con las vitaminas C y E, podría prevenir ciertos cánceres, de acuerdo al Centro Médico de la Universidad de Maryland. La lechuga iceberg, en claro contraste, provee 361 IU de esta vitamina.

Vitamina K

La vitamina K es otra vitamina que la lechuga romana ofrece en grandes cantidades, en oposición con la iceberg. Una porción del tamaño de una taza de la romana provee 48 microgramos de vitamina K, mientras que la iceberg provee 17 microgramos. Los niveles adecuados de esta vitamina ayudan a que tu sangre pueda coagular adecuadamente, y 1 taza de lechuga romana proporciona la mitad de la cantidad diaria recomendada para este nutriente. La vitamina K que se encuentra en esta última también podría ayudar a regular la insulina. La investigación publicada en la edición de noviembre del 2008 de "Diabetes Care" ("Cuidado de la diabetes") indica que una dieta rica en vitamina K podría tener efectos positivos en la insulina, ya que la tasa de progresión de resistencia a la insulina se redujo en los participantes masculinos del estudio.

Luteína y zeaxantina

La lechuga iceberg se queda corta al comparar también las cantidades de luteína y zeaxantina. La romana provee 1087 microgramos de estos nutrientes por porción, mientras que la iceberg proporciona 199. Como el betacaroteno, la luteína y la zeaxantina son carotenoides, y es posible que jueguen un rol al prevenir algunos cánceres. Una dieta rica en luteína y zeaxantina puede ayudar a disminuir la tasa de degeneración macular y cataratas a medida que la gente envejece, de acuerdo con el Instituto Linus Pauling. Escoge la más verde (la romana) para disfrutar al máximo de estos beneficios.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media