La diferencia entre semiatuomáticas de simple y doble acción

Escrito por gus stephens | Traducido por alejandro schaller
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La diferencia entre semiatuomáticas de simple y doble acción
Las armas de fuego semiautomáticas pueden utilizas mecanismos de gatillo de simple o doble acción. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Las armas de fuego semiautomáticas desarrollan las tres mismas funciones luego de que aprietas el gatillo: el arma dispara, la vaina se eyecta y el próximo proyectil ingresa a la cámara. Los elementos adicionales de la operación semiautomática difieren según el arma sea de simple o doble acción. Las primeras pistolas semiautomáticas, tal como la Luger y la Colt modelo 1911, eran totalmente de simple acción. La Walther alemana, introducida a fines de 1920, fue el primer modelo doble acción. La Walther era un modelo de policía y, desde entonces, muchos oficiales han utilizado pistolas semiautomáticas de doble acción como su armamento oficial para el cumplimiento de la ley.

Otras personas están leyendo

Simple acción

En una pistola semiautomática de acción simple, una vez que colocaste el cargador y montaste el martillo, la acción de jalar del gatillo realiza solo una función: libera el martillo para disparar el arma. Montar nuevamente el martillo para el próximo disparo es realizado automáticamente por el mecanismo del arma. Por esto, la pistola está lista para disparar el próximo proyectil al jalar nuevamente el gatillo para liberar el martillo. Debido a que el gatillo realiza una función simple, su jalado se torna liviano y corto.

Doble acción

En la operación de doble acción, jalar el gatillo realiza más de una función simple. Luego del primer disparo en un arma de doble acción, el mecanismo eyecta la vaina y carga el próximo proyectil, pero no monta el martillo nuevamente. El martillo permanece en la posición de reposo. Cuando el tirador jala del gatillo para el próximo tiro, el mecanismo realiza la acción dual de montar el martillo, luego lo libera para hacer el disparo. Debido a que el mecanismo realiza dos funciones, jalar el gatillo en un arma de fuego de acción doble es largo y pesado. Algunas armas de fuego de acción doble (modelos para policía) tienen un jalado de gatillo de 15 libras (6,75 kg).

Seguro de la acción simple

Debido a que el martillo es montado cuando la corredera carga el primer proyectil, y así sucesivamente después de cada tiro, las semiautomáticas de acción simple con el martillo montado pueden presentar una descarga accidental tan solo con un ligero jalado del gatillo. Por seguridad, lleva el arma sin proyectiles en la recámara (necesitando deslizar el corredera para dejarlo listo a tirar) o debes utilizar seguros internos para transporte tipo “montado y en seguro”. La mayoría de los seguros de las armas de acción simple funcionan bloqueando el martillo para que no actúe si se jala el gatillo o bloqueando el gatillo mismo. Alternativamente, muchas tienen palancas para desmontar el martillo que lo llevan desde la posición de montado hacia la de descanso con seguro, requiriendo ser montado manualmente para disparar.

Seguro de la acción doble

Debido a que las semiautomáticas de doble acción no montan el martillo, el arma no es tan propensa a una descarga accidental, así que los seguros no son tan necesarios. Muchos diseños de armas para el cumplimiento de la ley o para el servicio militar no tienen seguro externo. El jalado de gatillo largo y de muchas libras de fuerza del mecanismo de doble acción lo torna su seguro primario, además de los seguros internos, para protegerlo de descargas accidentales si el arma se te cae.

Velocidad versus precisión

Cuando es transportada con el seguro colocado, las semiautomáticas de acción simple requieren que el seguro sea quitado antes de poder disparar. Debido a que las pistolas de doble acción pueden llevarse sin un seguro externo que precise ser quitado, las armas de fuego de doble acción son consideradas como más rápidas durante el primer disparo. Por otro lado, el jalado de gatillo más corto y más liviano del mecanismo de acción simple es más propenso a una puntería firme y precisa que el jalado de gatillo más largo y más pesado de una doble acción. Existe un dicho: una simple acción gana en puntería, mientras que una doble acción gana en los tiroteos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles