Cómo diferenciar una salamandra de un lagarto

Escrito por tina britton lehman
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo diferenciar una salamandra de un lagarto

Las salamandras y los lagartos a menudo se parecen. Sin embargo, son muy diferentes los unos de los otros. Las salamandras son anfibios y los lagartos son reptiles. Esta lista con varios de sus rasgos debería ayudar a cualquiera a distinguir entre estos anfibios y reptiles.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Determina el hábitat. Las salamandras se llamaban lagartos de fuego porque se las veía frecuentemente trepando troncos envueltos en fuego. La gente pensaba que el fuego generaba las salamandras, pero simplemente estaban viviendo en los troncos húmedos y trataban de huir cuando se incendiaban. Al ser anfibios, las salamandras necesitan condiciones húmedas (cuando no únicamente agua) para vivir. Se pueden encontrar debajo de las hojas en el bosque, o debajo de las rocas de un arroyo. Los lagartos están adaptados a climas más cálidos y pueden tener independencia del agua y vivir en el desierto. Se les ve habitualmente bajo los rayos sol.

  2. 2

    Ten en cuenta las diferencias morfológicas. Aunque a primera vista las salamandras y los lagartos se parecen, hay muchas diferencias. La piel de la salamandra es suave, húmeda y sin escamas. Tienen dedos cortos y tienen una habilidad limitada de regenerarse cuando se cortan. Los lagartos tienen una piel seca y con escamas como las serpientes. Sus dedos son más largos y los pueden usar para escalar.

  3. 3

    Entiende cómo crían. Las salamandras ponen huevos sin cáscara, y tienen que colocarlos en un entorno húmedo. Realmente, muchos huevos de salamandra tienen que sumergirse totalmente porque cuando la larvas salen tienen agallas y dependen del agua. Estas salamandras acuáticas sufren una metamorfosis igual que las ranas. Los huevos de los lagartos tienen cáscara y sus nidos están normalmente en la arena. Después de salir del cascarón, los lagartos jóvenes son simplemente versiones en pequeño de sus padres y no necesitan la metamorfosis.

  4. 4

    Analiza el tamaño. Aunque hay algunos anfibios que pueden alcanzar los seis pies de largo, no es lo normal. Por eso, los animales de gran tamaño que tengan aspecto de lagartos probablemente sean lagartos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles