Diferencias entre arce y liquidámbar

Escrito por janet beal | Traducido por roseberry fields
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diferencias entre arce y liquidámbar
Las hojas de arce y de liquidámbar pueden confundir a algunos seguidores de plantas. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Si buscas un árbol grande y de larga vida para tu jardín, tanto el arce como el liquidámbar son buenas opciones. Ambos tienen madera dura, muy apreciada por los fabricantes de muebles. Alcanzan una altura entre 60 y 100 pies (18 y 30 m,) proporcionando sombra durante el verano, tienen una corteza gris oscura muy atractiva, tonos otoñales y frutos que cautivan la atención de los niños. Ambos árboles son resistentes a las plagas. Sin embargo, las diferencias entre estas dos variedades son las que te ayudarán a identificarlos en la naturaleza y a tomar la decisión final para tu jardín.

Otras personas están leyendo

Liquidámbar

El árbol estadounidense llamado liquidámbar, Liquidambar styraciflua, pertenece a la familia del hamamelis o Hamamelieaceae. Entre los miembros de esta pequeña familia también se puede contar una variedad de liquidámbar que crece en el este de México y de Liquidambar orientalis, el cual es originario de Asia Central. El ámbar o goma a la cual debe su nombre proviene de una capa de resina debajo de la corteza, la cual otorga al árbol su distintiva, aunque no perfumada, fragancia.La medicina tradicional empleaba partes de este árbol como antiséptico y astringente. Los niños solían masticar la savia resinosa como goma de mascar. Algunos sobrenombres sureños que designan al liquidámbar son goma roja y madera de cocodrilo. El liquidámbar es la segunda fuente de madera, después del roble, utilizada en la producción de muebles, ebanistería y revestimientos.

Arce

Entre dos sitios de Internet acerca de árboles de arce, se nombran más de 30 variedades de este árbol que crecen en EE.UU.; desde el arce oscuro o roca, Acer nigrum, hasta las variedad pequeña y enana del arce palmado japonés, Acer palmatum. Otras variedades, incluidos el arce oscuro y el arce de cañón, Acer grandidentatum, contienen una savia dulce que se puede transformar en azúcar o en jarabe, además de la savia del tan conocido Acer saccharum, o arce azucarero. Los arces, en su totalidad, son apreciados en la industria del mueble; los arces azucareros proporcionan la madera característica con defectos, rizos y rayados valorados en la ebanistería fina.

Rango

El mismo liquidámbar, Liquidambar styrachiflua, se puede hallar en toda la región este de EE.UU., crece desde Connecticut e Illinois en el norte hasta los estados del sur como Texas. Las variedades del arce ocupan una región más vasta. Aunque la mayoría de los arces crecen en estados de EE.UU., Canadá y Alaska, las variedades del este y del no se superponen. Algunas variedades como el arce del cañón, crecen solamente en un área pequeña en Arizona, Nuevo México y algunas regiones del sur de Idaho. El arce azucarero crece desde Carolina del Norte hacia el sur, en Florida, y al oeste hasta el estado de Texas, superponiéndose con el arce de Florida, Acer barbantum. En cuanto a forma y tamaño, las variedades tienen diferencias considerables. Lo mismo sucede en el noroeste donde se superponen más de una decena de variedades de arce.

Hojas

Un solo miembro de una familia tiene una consistencia en la forma de la hoja que un grupo de miembros no presenta. Las hojas del liquidámbar son palmeadas o planas, con forma de una mano con cinco o incluso siete lóbulos con bordes dentados. Las hojas del arce se parecen mucho a las del liquidámbar en su forma palmeada. Sin embargo, los lóbulos son más pequeños que el centro de la hoja y pueden variar en el número de puntas. El arce japonés, cuyo nombre incluye una descripción de la forma de sus hojas, Acer palmatum, es conocido porque éstas tienen de siete a once lóbulos dentados con cortes profundos. Las hojas del arce de cañón cuentan con lóbulos de cortes puntiagudos, coherentes con su nombre Acer grandidentatum. Por otro lado, las hojas del arce de montaña, Acer spicatum, cuenta con lóbulos poco profundos, más fáciles de identificar por sus nervaduras que por la forma de la hoja. Las hojas del arce adoptan un sinfín de colores durante el otoño, desde tonalidades rojas y amarillas, hasta anaranjadas y marrones.

Frutos y semillas

La diferencia más notoria entre el liquidámbar y el arce queda grabada en la mente de los niños desde el primer contacto. Las semillas del liquidámbar tienen perlas de 1 a 1 1/4 pulgadas (2,5 a 3 cm) que contienen muchos frutos individuales que terminan en punta y cada uno contiene una o dos semillas alargadas. Estas "bolas de chicle" de color marrón son fuertes y mantienen su forma incluso si se pisan. Las sámaras del arce son más fáciles de aplastar, con vainas planas con alas que contienen un fruto de una sola semilla. La auto rotación característica de las sámaras en otoño han estimulado a que muchos niños y algunos adultos exploren su adaptación para volar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles