Diferencias entre la arquitectura románica y gótica

Escrito por eleanor mckenzie Google | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diferencias entre la arquitectura románica y gótica
Notre Dame de París está enmarcado por sus arbotantes góticos. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Históricamente, el estilo arquitectónico románico precede al gótico. El último estilo gótico define la Edad media en la arquitectura europea y sus ejemplos están entre algunos de los sitios turísticos más famosos como Notre Dame de París, la Abadía de Westminster en Londres y otras grandes catedrales del período. Una de las formas más fáciles de diferenciar entre los estilos es observando las formas de los arcos, el número de ventanas y si el edificio tiene o no arbotantes.

Otras personas están leyendo

Arcos

La arquitectura románica no fue construida durante el imperio romano, pero data del período entre el 1000 y el 1200 d.C. El estilo se llama románico debido a que algunos de sus elementos siguen la arquitectura romana, en particular los arcos, que son redondos en el estilo románico. En contraste, los arquitectos góticos hacían los arcos con puntas, ya que toda la filosofía del estilo gótico estaba basada en la idea de llegar al cielo. Los edificios románicos también tienen columnas con capiteles decorados similares a los que se veían en la antigua Roma, que no encontrarás en el estilo gótico.

Techos

Las iglesias románicas son mucho más oscuras que las góticas. Una razón para esto es la falta de ventanas. Muchos edificios románicos aún tienen techos de madera ya que los arquitectos no habían perfeccionado los techos de los mismos con piedra u otros materiales. Los edificios románicos que tenían techos de piedra debían tener paredes muy gruesas con pocas ventanas para poder soportar el techo. Hacia el período gótico, los arquitectos habían descubierto formas de sostener los techos y paredes de piedra que también les permitían incluir ventanas grandes que permitían la entrada de la luz.

Arbotantes

La presencia de arbotantes distingue a las catedrales góticas de las románicas. Los arquitectos góticos querían más luz pero debieron encontrar un método para sostener el techo al tiempo que ponían grandes ventanas en las paredes. La solución fue construir un arco que llevaba el peso del techo fuera del edificio, por lo que sujetaban un arbotante en la parte superior de la pared donde las bóvedas de arista sostenían el peso del techo; esta columna llevaba el peso.

Ventanas

La filosofía de la arquitectura gótica estaba basada en la idea de que más luz en las iglesias proporcionaría inspiración espiritual. Los arbotantes voladores hacían esto posible que los arquitectos góticos pudieran introducir más ventanas y que el estilo desarrollado en las ventanas mismas fuera más elaborado. Ciertamente, una forma de establecer la diferencia entre una iglesia románica y una catedral gótica es la presencia de una ventana en forma de rosa. Aunque las iglesias románicas preferían las ventanas redondas, ninguna tiene la elaborada "rosa" que se ve en las grandes catedrales góticas de Francia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles