Diferencias entre un auditor y un contador

Escrito por sheila shanker | Traducido por daniel gómez villegas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diferencias entre un auditor y un contador
Auditores y contadores trabajan en diferentes áreas de la contabilidad. (Creatas/Creatas/Getty Images)

Auditores y contadores trabajan en diferentes áreas de la contabilidad. Pueden parecer lo mismo, tienen la educación y trabajan en los mismos asuntos, pero sus trabajos son diferentes. Los contadores procesan información financiera, mientras que los auditores normalmente revisan el trabajo de los contadores. Los auditores pueden ser internos, aquellos que revisan las operaciones internas de la empresa, y externos, quienes trabajan en firmas de Contadores Públicos Certificados y con el gobierno, siendo ajenos a la empresa que auditan.

Otras personas están leyendo

Objetivos

Contadores y auditores tienen diferentes objetivos. Los contadores se centran en la información actual, que trata de cuestiones del día a día, cerrar los libros y hacer tareas seguras tales como el pago de facturas que deben hacerse correctamente. Los auditores se centran en las transacciones y las clasificaciones contables existentes, asegurándose de que son razonables y correctas. Los auditores también prestan atención a los controles internos, que pueden probarlos y hacer recomendaciones sobre el cumplimiento con controles. Muchas pequeñas empresas no tienen auditores internos y se basan únicamente en los contadores solo para tener siempre información financiera confiable.

Informes

Ambos, contadores y auditores, emiten informes. Mientras que los auditores de gestión presentan informes sobre hallazgos (discrepancias o errores encontrados), los contadores suelen emitir informes sobre la información existente, como presupuestos vs informes actuales y cuentas por cobrar, mostrando los nombres de los clientes, los montos adeudados y por cuánto tiempo. Los contadores preparan declaraciones de impuestos, declaraciones de subvención o préstamos, y otros informes contables diarios. Los auditores no trabajan en ninguno de estos.

Tipo de trabajo

Los auditores suelen observar una empresa en su conjunto, los contadores la observan con un enfoque más detallado. La perspectiva de un auditor es sobre la revisión de datos del pasado, mientras que un contador se centra en el presente. La contabilidad proporciona la documentación de origen y las transacciones con las que los auditores trabajan. Por ejemplo, los contadores pagan cuentas y lo registran en sus libros enfocándose en la precisión y la eficiencia. Los auditores pueden revisar el proceso, buscando el cumplimiento de los controles internos y los flujos de trabajo dentro de la empresa que se relacionan con el pago de las facturas.

Otras diferencias

El trabajo de un auditor por lo general consiste en trabajar fuera de su oficina, que frecuentemente requiere de viajes durante la noche. El trabajo de contabilidad es más sedentario, siendo la mayor parte del trabajo realizado en un solo lugar. El área de contabilidad generalmente es más previsible, con horarios para pagar facturas, enviar facturas, cerrar períodos, ejecutar nóminas, archivar impuestos y liberar informes. El horario de trabajo de la auditoría es más flexible, lo que permite solicitar proyectos especiales por la alta gerencia. Por ejemplo, un ejecutivo puede solicitar a los auditores echar un vistazo a los pagos para un departamento de ventas a causa de demasiados errores en esa zona.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles