Las diferencias entre un conflicto y un desacuerdo

Escrito por cindi pearce | Traducido por walter f. stocco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las diferencias entre un conflicto y un desacuerdo
Un desacuerdo no tiene por qué convertirse en un conflicto. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Cuando estás en desacuerdo con alguien, tienes una diferencia de opinión porque tú y la otra persona tienen diferentes intereses, valores, necesidades e intenciones. Estar en desacuerdo con alguien no es una cosa mala. Puede ser visto tanto como algo positivo y funcional así como natural. El desacuerdo no tiene por qué conducir a una gran pelea. El conflicto, por otro lado, es una poderosa colisión o disputa de necesidades, valores, intereses e intenciones entre dos individuos o comunidades, grupos, naciones y organizaciones.

Otras personas están leyendo

La diferencia

El conflicto se diferencia del desacuerdo en sus resultados, que suelen ser negativos. A veces el conflicto puede ser constructivo y no destructivo y puede llevar a un desacuerdo con propósito, que se traduce en resultados positivos y una mejor toma de decisiones. La forma en que se gestiona el conflicto determinará el resultado.

La desventaja del conflicto

Para que exista conflicto, las partes deben primero reconocerse y entender que cada una tiene ideas opuestas. La interacción entre las partes es necesaria. El conflicto, a diferencia del desacuerdo, se considera una competencia desleal y disfuncional. Incluye la desconfianza, la hostilidad, la falta o pérdida de la afinidad y la sospecha. El conflicto ocurre cuando las necesidades no se cumplen o cuando un grupo o una persona es vista como un obstáculo a los objetivos de otro grupo o persona. También implica luchar por los recursos y el poder.

Estar en desacuerdo y en conflicto

Cuando estás en desacuerdo con alguien, puedes terminar con una nota positiva. El desacuerdo te obliga a cambiar, innovar y encontrar mejores formas de hacer las cosas, así como a desarrollar nuevas habilidades y utilizar los recursos mejorados. El conflicto con demasiada frecuencia no da lugar a un resultado positivo. Cuanto más grande es el conflicto, más difícil es controlarlo; en cambio, un desacuerdo se puede controlar, explica Doug Hovatter de la Universidad de West Virginia.

Cómo estar en desacuerdo

Cuando estás en medio de un desacuerdo, debes continuar comunicándote, pero hay que hacerlo de la forma correcta. Sé consciente de tu voz, de su volumen, tono, de la velocidad a la que estás hablando y lo fuerte que estás hablando, y controla tus gestos no verbales. Evita el contacto con la cara de alguien --en su espacio personal-- porque esto es invasivo y se puede interpretar como una amenaza. Este comportamiento va a cambiar rápidamente un desacuerdo a un conflicto.

Cómo responde la gente

Cuando nos enfrentamos a los conflictos, la gente tiende a responder a ellos en base a su comprensión de la situación en lugar de mirar la situación objetivamente y llega a una percepción objetiva. Tus reacciones y percepciones son el resultado de tus creencias, sus valores culturales, el género, la experiencia y la información que tienes.

La comunicación

Si la comunicación está abierta entre las partes, el desacuerdo no tiene por qué convertirse en conflicto. Si los individuos implicados en el desacuerdo se caen bien, es menos probable que lleguen a un pleno conflicto.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles