Diferencias entre el primer y el cuarto embarazo

Escrito por kirstin hendrickson | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diferencias entre el primer y el cuarto embarazo
El cuarto embarazo de una mujer puede ser distinto del primero en muchas maneras. (pregnant #3 image by Adam Borkowski from Fotolia.com)

Sin importar la cantidad de veces que una mujer quede embarazada, algunas cosas nunca cambian. El útero se estira cada vez y con ello trae una serie de pequeñas molestias. El incremento del peso corporal y su distribución ejerce tensión en la espalda y las articulaciones, lo que afecta la postura y suele provocar dolor de espalda. Sin embargo, sí se aprecian diferencias significativas entre el primer y cuarto embarazo, muchas de las cuales son simplemente factores que tienen que ver con el hecho de que la mujer se acostumbra más a nivel físico y psicológico a los cambios del embarazo.

Otras personas están leyendo

Período de tiempo

Una de las diferencias más evidentes entre una madre primeriza y una mujer que ya ha tenido varios hijos es que en la primera el embarazo tiende a notarse menos y más tarde que en las madres experimentadas. La razón es que la primera vez que la mujer se embaraza su útero y músculos abdominales se encuentran relativamente firmes. A medida que el útero se estira, se desplaza fuera de la pelvis y dentro del abdomen, explican Heidi Murkoff y Sharon Mazel en su libro "What To Expect When You're Expecting (Qué esperar en la dulce espera)". Esto comienza a estirar los abdominales, que finalmente se aflojan y permiten que el estómago sobresalga. Es normal que tras cada embarazo el próximo comience a notarse con mayor rapidez, eso significa que en el caso de una mujer que va a ser madre por cuarta vez el embarazo podría hacerse visible ya a la novena o décima semana.

Efectos

Algunos de los síntomas del embarazo son distintos para las madres muy experimentadas. Por ejemplo, debido a que ellas saben qué buscar, tienden a percatarse del embarazo antes que las mujeres que lo están por primera vez, explica el Dr. Raymond Poliakin, autor de "What You Didn't Think to Ask Your Obstetrician (Lo que no se te ocurrió preguntarle a tu obstetra)". Están familiarizadas con los síntomas y los reconocen por lo que son en lugar de confundirlos con una enfermedad o la llegada del período. Además, observa Poliakin, es probable que las madres primerizas sientan el movimiento del bebé durante varias semanas antes de darse cuenta que es otra cosa a parte de gas. Las mujeres embarazadas por cuarta vez, al tener más experiencia con las sensaciones del embarazo, reconocen los movimientos de su bebé muchas semanas antes, algunas incluso en la décimo séptima o décimo octava semana.

Consideraciones acerca de la edad

Una de las diferencias principales entre el primer embarazo y el cuarto de una mujer es su edad durante el embarazo. Debido a que la mujer tiene al menos cuatro años más durante su cuarto embarazo, sus probabilidades de dar a luz a gemelos son mayores que en su primer embarazo. En su libro, "Hands Off My Belly (Aleja las manos de mi pancita)", los doctores Shawn Tassone y Kathryn Landherr explican que las probabilidades de que la mujer tenga gemelos incrementa con la edad, ya que los ovarios más viejos son más propensos a permitir que dos o más óvulos maduren. Además, las mujeres de mayor edad tienen un riesgo superior de dar a luz a bebés con mutaciones cromosómicas, por lo que las pruebas genéticas son altamente recomendables en el cuarto embarazo a comparación del primero.

Conceptos erróneos

El tipo de parto que experimenta una mujer durante su primer embarazo no necesariamente afecta la forma en que se desarrollarán sus siguientes partos, a pesar de la creencia errónea que indica lo contrario. Cada vez más mujeres que tuvieron una cesárea con su primer hijo dan a luz de forma natural las próximas veces, sobre todo con los avances en la ubicación de la incisión, observan los doctores Tassone y Landherr. Lo que es más, cada bebé es distinto y su tamaño y ubicación afectan considerablemente la labor del parto, lo que significa que una mujer que tuvo un parto muy difícil la primera vez podría experimentar otro más fácil más adelante o viceversa. Sin embargo, los partos suelen ser más cortos con cada embarazo siguiente y eso quiere decir que el cuarto podría ser bastante eficiente.

Beneficios

En general, muchas mujeres se benefician de la seguridad emocional extra durante los embarazos en los que ya son madres experimentadas. Murkoff y Mazel observan que el estrés emocional del primer embarazo puede ser bastante severo y proviene del cambio en el sentido de la vida de la mujer, el miedo a lo desconocido y los nervios por los dolores del trabajo de parto y dar a luz. Las madres embarazadas por cuarta vez saben cómo se siente el embarazo y qué esperar en el trabajo de parto. Se sienten cómodas sobre cómo cuidar al recién nacido y sus métodos de crianza están bien establecidos, lo que les da la habilidad de simplemente relajarse y disfrutar del embarazo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles